Exfoliante Casero Para los Pies

Utilizar un Exfoliante Casero Para los Pies es una alternativa saludable y natural, para mantenerlos suaves, sanos y hidratados.

Los pies son la parte de nuestro cuerpo que mas sufre y a la que prestamos menos atención. Nuestros pies soportan todo el peso de nuestro cuerpo, únicamente por este motivo tenemos que darles una mayor atención a su cuidado.

Para que estén perfectos, se mantengan libres de durezas y callosidades, es necesario hacerse un exfoliante para los pies habitualmente, no te llevara mucho tiempo y además son económicos.

Exfoliante Casero Para los Pies

Exfoliantes Caseros Y Naturales Para Los Pies

Exfoliante Casero Para los Pies con aceite de árbol de té y aceite de menta

Ingredientes: Sal marina, aceite del árbol del té, aceite esencial de menta, un aceite base y un recipiente hermético.

Preparación: Hierve el recipiente durante unos 5 minutos para esterilizarlo y déjalo que se enfrié. Vuelca la sal marina en el recipiente hasta que esté lleno en sus 3/4 partes. Añade el aceite base y mézclalo con 5 o 6 gotas de aceite de árbol de té y aceite menta. Frótate los pies con esta mezcla

Exfoliante Casero Para los Pies con azúcar y menta

Ingredientes: ½ taza de azúcar granulado, aceite de oliva o de coco y unas cuantas gotas de aceite esencial de menta.

Preparación: Coloca el azúcar granulado en un recipiente y añade muy despacio el aceite de oliva o de coco, mezcla todo hasta conseguir una pasta húmeda y añade unas gotas de aceite esencial de menta. Úsalo antes de bañarte

Exfoliante Casero Para los Pies con bicarbonato de sodio, azúcar moreno y aceite de oliva

Ingredientes: 1 cucharada de bicarbonato de sodio, 1 cucharada de azúcar moreno y una cucharada de aceite de oliva.

Preparación: Mezcla todos los ingredientes antes de tomar un baño y frótate los pies. Este remedio casero para exfoliarte los pies lo puedes utilizar igualmente para los codos y las rodillas.

Exfoliante Caseros Para los Pies con aguacate y plátano                

Ingredientes: 1/2 aguacate y un plátano pequeño.

Preparación: Desmenuza la mitad del aguacate junto con el plátano. Mézclalo bien y aplícatelo en los talones y envuélvete los pies con plástico, déjalo reposar una media hora y luego lávate los pies.

Exfoliante Casero Para los Pies con Avena y Aloe Vera

Ingredientes: Gel de Aloe Vera, Sal gruesa y copos de avena

Preparación: Mezcla todos los ingredientes hasta obtener una mezcla sólida. Aplícatela sobre tus pies y date masajes suaves durante 10 minutos. Enjuágate y sécate

Exfoliante Casero Para los Pies

Exfoliante Casero Para los Pies con limón            

Ingredientes: Media taza de azúcar y un ¼ de taza de zumo de limón.

Preparación: Mezcla muy bien el azúcar con el zumo del limón, masajea tus pies con movimientos circulares y posteriormente lávate con agua tibia

Este exfoliante lo debes utilizar únicamente si tus pies no están muy agrietados, ya que si se utilizar en una piel muy agrietada te escocerá mucho

Exfoliante Casero Para los Pies con papaya

Ingredientes: Una Papaya

Preparación: Machaca un trozo de papaya y colócatelo en las partes endurecidas de tus pies. La papaya es muy recomendable para renovar y curar la piel.

Exfoliante Casero Para los Pies con jabón natural

Ingredientes: Una pastilla de jabón natural

Preparación: Mantén tus pies en remojo durante unos quince minutos. Sácalos y sécate. Posteriormente frótate ligeramente con la pastilla de jabón natural por los pies, para eliminar quitar las pieles muertas.

Exfoliante Casero Para los Pies con agua de rosas y glicerina

Ingredientes: Agua de Rosas y glicerina

Preparación: Para hacer el agua de rosas, echa una taza de pétalos de rosa en una taza con agua hirviendo, y déjalo que repose hasta que esté completamente frio. Cuela la mezcla, tira los pétalos de rosa y deja únicamente el agua. Agrega dos cucharadas de glicerina al agua de rosas y ponte la mezcla por la noche con los pies limpios y cúbrete con unos calcetines.

Después de tres noches utilizando este remedio, remójate los pies con agua durante unos 10 minutos y posteriormente raspa las durezas con una piedra pómez.

Exfoliante Casero Para los Pies con miel

Ingredientes: Una taza de miel

Preparación: Echa la miel en una palangana con agua tibia y mézclala. Introduce lo pies y déjalos introducidos en las mezcla durante media hora. Sácalos y ráspate las partes más duras con una piedra pómez. Enjuágate y sécate.

Exfoliante Casero Para los Pies

Exfoliante Casero Para los Pies con acondicionador de pelo

Ingredientes: Acondicionador de cabello, 2 cucharaditas de Vinagre blanco, 1 Cucharada de café molido.

Preparación: Mantén tus pies en remojo en agua caliente con jabón liquido durante unos 5 minutos deberás y mezcla todos los ingredientes y masajea tus pies. Es bueno para eliminar los callos de los pies.

Es aconsejable exfoliar los pies una vez a la semana para eliminar las células muertas y la piel áspera.

Un buen consejo para ver en poco tiempo como tus pies están mas suaves y bonitos es que todas las noches antes de ir a dormir, te laves los pies con agua caliente, te los seques bien, te untes vaselina y te los cubras los pies con unos calcetines gruesos.

Debes coger como habito el cuidar tus pies a menudo, lo mismo que cuidas tu pelo y tu cuerpo.

Hacer un Exfoliante Casero Para los Pies se hace en muy poco tiempo con ingredientes baratos y fáciles de conseguir. ¡Anímate a probar!

Guardar

Deja tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies