Remedios Para Los Talones Agrietados

¿Te avergüenzas de quitarte los zapatos en público porque tienes los talones agrietados? Mientras pasamos mucho tiempo cuidando nuestra cara, nuestros pies son ignorados en su mayoría por la gente. Es esta falta de cuidado e higiene lo que hace es que se agrieten tus talones.

Remedios Caseros Para Los Talones Agrietados

Listerine y vinagre

Qué hacer:

Prepara una mezcla con una taza de Listerine, una taza de vinagre blanco y 2 tazas de agua.

Remoja tus pies en la mezcla durante 15 minutos.

Saca  los pies y frótatelos con piedra pómez para eliminar la piel muerta y enjuágate con agua limpia. Sécate los pies y hidrátalos con tu crema habitual.

Repítelo todos los días hasta que tus talones agritados se curen.

Por qué funciona: El Listerine contiene timol y alcohol, que ayudan a combatir los hongos en las uñas de los pies, curar los talones agrietados  y tratar las verrugas plantares. Los ácidos suaves presentes en el vinagre suavizan la piel seca y muerta, lo que facilita la exfoliación.

talones agrietados

Harina de arroz, miel y vinagre

Qué hacer:

Haz un exfoliante mezclando 3 cucharaditas de harina de arroz, una cucharadita de miel y 2-3 gotas de vinagre de sidra de manzana. Revuelve bien hasta formar una pasta espesa.

Remoja  tus pies en agua tibia durante aproximadamente 10 minutos, y luego frotate suavemente con la pasta para eliminar la piel muerta.

Repita el proceso 2-3 veces a la semana.

Por qué funciona: la harina de arroz exfolia, purifica y remineraliza la piel. La miel es un antiséptico natural que ayuda a sanar los pies agrietados. El vinagre es un ácido suave que suaviza la piel seca y muerta, lo que facilita la exfoliación.

Plátano

Qué hacer:

Machaca 2 plátanos maduros y haz una pasta suave. Asegúrate de que los plátanos estén maduros. Los plátanos verdes contienen ácido que es duro para la piel.

Frota suavemente la pasta sobre los pies, incluidos los lechos ungueales y los lados del dedo. Mantenlo puesto por 20 minutos. Después enjuágate tus pies con agua limpia.

Repítelo todas las noches antes de acostarte durante 2 semanas o hasta que esté satisfecho con los resultados.

Por qué funciona: El plátano es un humectante natural de la piel. Contiene vitaminas A, B6 y C, que ayudan a mantener la elasticidad de la piel y a mantenerla hidratada.

Miel

Qué hacer:

Agrega una taza de miel a un recipiente grande con agua tibia.

Remoja tus pies limpios en la mezcla y date un masaje suave durante 20 minutos. Exfolia suavemente tu piel con piedra pómez. Seca tus pies, y aplícate crema hidratante.

Esto se puede hacer regularmente antes de acostarte.

Por qué funciona: La miel es un humectante natural, lo que significa que extrae agua de los tejidos internos hacia las capas externas de la piel. Este cambio de fluido crea un efecto de relleno que ayuda a que la piel externa se cure.

Aceite vegetal

Qué hacer:

Limpia tus pies a fondo. Seca tus pies con una toalla suave. Aplica una capa gruesa de aceite vegetal en los talones y los dedos de los pies.

Ponte un par de calcetines limpios y cómodos, y déjatelos puestos toda la noche.

Hazlo todos los días antes de acostarse.

Por qué funciona: los aceites vegetales son fácilmente absorbidos por la piel. La mayoría de los aceites vegetales contienen vitaminas como la provitamina A, D y E , que ayudan a nutrir la piel y crear nuevas células.

talones agritados

Vicks VapoRub

Qué hacer:

Antes de irte a la cama, aplica una capa generosa de Vicks VapoRub a tus pies.

Masajea durante 5 minutos y luego ponte unos calcetines cómodos (preferiblemente de algodón). Lávese los pies con agua tibia a la mañana siguiente.

Hazlo todos los días antes de acostarse.

Por qué funciona: El Vicks VapoRub contiene alcanfor, eucalipto y mentol en una base de aceite de trementina. Este tipo de pomada es emoliente, atrapando la humedad. El mentol y el eucalipto proporcionan un efecto refrescante.

Bicarbonato de sodio

Qué hacer:

Agrega 3 cucharadas de bicarbonato de sodio a un recipiente con agua tibia. Mezcla bien hasta que el bicarbonato de sodio se disuelva. Remoje tus pies en esto durante 15 minutos.

Saca los pies y frótate suavemente con una piedra pómez. Enjuágate con agua limpia y seca tus pies con una toalla limpia.

Repite el procedimiento dos veces por semana.

Por qué funciona: el bicarbonato de sodio es un exfoliante, elimina las células muertas y también posee propiedades antiinflamatorias. El bicarbonato de sodio también puede neutralizar el mal olor.

Gel de aloe vera

Qué hacer:

Remoja los pies en agua tibia y frotate con una piedra pómez para eliminar la piel muerta.

Sécate y aplica una capa gruesa de gel de aloe vera en los pies.

Usa calcetines de algodón y vete a la cama. Lávate con agua tibia por la mañana.

Repite esto todas las noches durante 4-5 días para ver los resultados.

Por qué funciona: El aloe vera contiene vitaminas A (beta-caroteno), C y E. Tienen propiedades antioxidantes, mientras que el colesterol, el campesterol, el β-sitosterol y el lupeol contenidos en el aloe vera tienen propiedades antiinflamatorias. El Lupeol también actúa como un antiséptico y analgésico. Las auxinas y las giberelinas presentes en el aloe vera ayudan en la curación de heridas y sanar los talones agrietados.

talones agrietados

Vaselina y jugo de limón

Qué hacer:

Remoja tus pies en agua tibia durante 20 minutos. Enjuágate y sécate.

Agrega 3 o 4 gotas de jugo de limón recién exprimido a una cucharadita de Vaselina y mezclalo bien.

Aplica esta mezcla a tus talones agrietados y otras partes agrietadas de tus pies. Usa un par de calcetines de lana y déjalo reposar durante la noche. Lávate con agua tibia por la mañana.

Hazlo regularmente antes de acostarte.

Por qué funciona: la vaselina actúa como una crema hidratante, y el ácido cítrico del jugo de limón promueve el peeling de la piel y el rebrote de nuevas células.

Sal de Epsom

Qué hacer:

Agrega media taza de sal de Epsom en agua tibia y mézclalo bien. Remoja tus pies en la mezcla uno 15 minutos. Frótate para eliminar la piel muerta.

Hazlo durante 2 o 3 veces a la semana.

Por qué funciona: la sal de Epsom reduce la inflamación y suaviza la piel. Los sulfatos ayudan a eliminar toxinas y metales pesados de las células, aliviando el dolor y ayudando al cuerpo a eliminar sustancias nocivas.

Tu cocina es un tesoro de productos asombrosos con gran valor medicinal que puede tratar muchas dolencias diarias, incluido el problema de los talones agrietados. Prueba algunos de estos remedios con productos naturales que puedes encontrar en tu cocina para ayudarte tener unos pies perfectos.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Deja tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies