Aguantar con tacones toda la noche

Aguantar con tacones toda la noche para muchas mujeres es un suplicio y compromiso serio. Los zapatos con tacones son un calzado muy atractivo, que se ha popularizado desde su primera aparición, alargan tus piernas y hacen que te veas increíble, pero también pueden resultarte incomodos y producirte dolor.

Las mujeres famosas siempre lucen tacones de aguja altísimos y hacen que parezca llevarlos sea fácil, pero todas sabemos que es todo lo contrario. En la mayoría de los casos, llevar tacones supone perder la sensación de comodidad , sobre todo si no los utilizas a menudo o los llevas puestos durante mucho tiempo.

Si tiene un gran evento en el horizonte y quieres lucir unos tacones espectaculares, aquí te damos algunos consejos, porque es posible combinar estética con comodidad. Encuentra los que te funcionen mejor y podrás aguantar con tacones toda la noche.

Sin embargo, te recomendamos no exagerar con el uso de tacones o la altura de los mismos, ya que esto te podría provocar problemas de salud .

Consejos para Aguantar con tacones toda la noche

No te quites los tacones

Aguantar con tacones toda la nochePuede sonar cruel, pero si te quitas los taconses con la idea de descansar unos minutos, solo aumentaras el dolor y el malestar.

A medida que sacas los pies de los zapatos, la inflamación aumenta y , a pesar de sentirte momentáneamente mas aliviada, el dolor empeorará cuando vuelvas a ponerte los zapatos. El motivo es el siguiente, los pies no encajan con la misma facilidad.

Pruébate los zapatos con tacones de antemano

Debes tener cuidado antes de estrenar unos zapatos nuevos, especialmente cuando son de tacón. Si vas a una fiesta o cualquier otro evento que implique estar de pie durante mucho tiempo o caminar distancias largas, lo mejor es que te pruebes tus tacones varias veces antes de salir de casa . Esto te ayudará a acostumbrarte gradualmente.

Es probable que tengas ampollas, grietas o callos en tus pies , y que te molesten y te canses de ellos rápidamente. Ahora que lo sabes, pruébate tus tacones varias veces en casa o saliendo a la calle y recorriendo distancias cortas para moldearlos a la forma de tus pies antes de utilizarlos, porque es probable que te empiecen a doler los pies durante el primer uso.

Ponte unos calcetines con los zapatos con tacones cuando estés en casa, esto te ayudara a que el zapato se amolde a tus pies sin darte crearte esas desagradables ampollas.

Asegúrate de usar calcetines que no sean demasiado finos ni demasiado gruesos

Asegúrate de que sean el tamaño correcto

Aunque parezca obvio, hay muchas ocasiones en las que compramos una talla equivocada, ya sea porque el par de zapatos de nuestros sueños ya no está disponible en nuestra talla o color, o porque no nos los probamos correctamente.

Es fundamental elegir la talla adecuada, para no crear lesiones incómodas y dejar los zapatos tirados en la parte trasera del armario.

Camina un poco un poco por la zapatería con los zapato antes de comprarlos, asegúrate de que tus pies no sobresalgan y tus dedos no estén demasiado apretados.

La parte inferior de los tacones puede ser bastante resbaladiza cuando son nuevos. Te ayudara si con un papel de lija y rasgas ligeramente la suela de tu zapato para que la textura resbaladiza se desgaste.


Utiliza plantillas

Las plantillas brindan un mejor soporte del arco de los zapatos . Además, estas plantillas tienen una textura suave muy beneficiosa para las plantas de los pies. Al estar acolchados, también te proporcionaran una mayor comodidad.

En general, se recomienda utilizar plantillas para amortiguar el peso y evitar lesiones , especialmente en el talón y la planta de los pies (metatarsalgia).

Las plantilla también ayudan a prevenir los juanetes y callos. Por tanto, es recomendables que las utilices con todo tipo de zapatos.

Elige tacones que sean de cuña

Aunque son los mas elegantes, los tacones de aguja clásicos suelen ser inestables e incómodos . Por tanto, si no eres una experta en llevar tacones, evita ponértelos y opta por los de cuña, ya que te aportan mayor estabilidad y equilibrio.

Evita las rozaduras

aguantar con tacones toda la nocheAntes de utilizar tus zapatos de tacones, aplícalos por todo su exterior una buena capa de la crema hidratante que utilizas todos los días para tu cuerpo, extendiéndola igualmente por su interior para suavizar el material. Déjalos secar completamente, y luego ponte los zapatos. Gracias a este truco, la piel estará suficientemente hidratada y no sufrirá las consecuencias de las rozaduras.

Se previsora para poder aguantar con tacones toda la noche

Asegúrate de llevar un par de zapatos cómodos en tu bolso que puedas usar al final de la noche por si tienes que caminar o tomar un taxi para llegar a casa.

Sumerge los pies y las piernas en una bañera con agua tibia y menta fresca cuando llegues a casa una vez te quites los zapatos, y antes de acostarte date un buen masaje con alguna crema indicada para el descanso de los pies y piernas, es como presionar el botón de reinicio.

Si a pesar de estos consejos aún no te sientes cómoda con tacones, es obvio que debes dejar de usarlos y usar zapatos planos.