Albóndigas de atún y ricota

Albóndigas de atún y ricota. Un plato fácil de hacer perfecto para cualquier ocasión, tanto como aperitivo, o como un sabroso plato principal.

Ingredientes para unas 20 albóndigas de atún y ricota

  • 230 gr. de atún escurrido en aceite
  • 200 gr. de ricotta de leche de vaca
  • 20 gr. de Filetes de anchoas en aceite
  • 20 gr. de Alcaparras saladas
  • 50 gr. de Pan rallado
  • Perejil
  • 2 Huevos medianos
  • 50 gr. de queso Parmigiano Reggiano
  • Sal
  • Pimienta negra

Elaboración

Mezcla la ricota, el queso parmesano rallado, el atún desmenuzado y las anchoas escurridas en un bol.

Agrega las alcaparras (previamente lavadas), el perejil picado, el pan rallado y finalmente los huevos ligeramente batidos, luego comienza a mezclar con un tenedor.

Mezcla todos los ingredientes juntos , agrega la sal y la pimienta y termina de amasar con las manos hasta que la mezcla esté compacta y homogénea. Si la mezcla está demasiado blanda puedes añadir un poco más de queso, de lo contrario puedes ablandarla con unas gotas de leche. En este punto, humedece ligeramente tus manos y toma pequeñas porciones de masa que pesen unos 30 gramos a las que le darás la forma clásica de una albóndiga, redonda y ligeramente aplastada.

Después de dar forma a todas las albóndigas pásalas por pan rallado y fríelas en una cacerola con aceite a una temperatura de 180 °.

Cuando las albóndigas estén doradas, escúrrelas en papel de cocina absorbente para eliminar el exceso de aceite. Ahora solo te queda servir y disfrutar de estas deliciosas albóndigas.

Consejos

Agrega perejil picado o cebolla a las albóndigas para  obtener un aroma más intenso.

Si tienes intolerancia a la lactosa, reemplaza la ricotta de leche de vaca por ricotta de leche de cabra .

Puedes consumirlas al momento o guardarlas en el frigorífico, en un recipiente hermético cerrado, por un máximo de 1-2 días. Igualmente puedes congelar las albóndigas de atún y ricotta aún crudas y luego descongelarlas y freírlas.

Si quieres evitar las frituras, también puedes cocinar las albóndigas de ricotta y atún en el horno a 200 ° durante 15 minutos, o hasta que estén doradas.