Las Albóndigas glaseadas con vinagre balsámico es un plato suave, cremoso y muy apetitoso, y muy sencillo de elaborar.

Ingredientes para 4 raciones

  • 250 gr. de carne de ternera picada
  • 250 gr. de carne de cerdo picada
  • 100 gr. de pan rallado
  • 2 huevos
  • Sal
  • Pimienta negra molida (Al gusto)
  • Nuez moscada (Al gusto)
  • Semillas de hinojo (Al gusto)
  • Perejil (Al gusto)
  • Queso parmesano rallado (Al gusto)
  • Aceite de Oliva virgen extra

Ingredientes para la salsa

  • 2 dientes de ajo
  • 50 gr. de mantequilla
  • 1 vaso pequeño de vinagre balsámico

Elaboración de las Albóndigas glaseadas con vinagre balsámico

Coloca la carne picada dentro de un bol y poco a poco todos los ingredientes. Mezclar todo con las manos o con un tenedor hasta obtener una mezcla muy compacta y que no se pegue. Es importante que la mezcla quede bien homogénea y que todos los ingredientes estén bien mezclados.

A continuación, toma una pequeña cantidad de la mezcla, que tendrás que hacer una bola, sujetar con las manos y revolver hasta que hayas dado la clásica forma esférica de las albóndigas. Continúa de esta manera hasta que hayas hecho todas las albóndigas posible.

Una vez hecho esto solo queda pasar a la cocción de las albóndigas, que debe llevarse a cabo en una sartén bien caliente, con abundante aceite de oliva virgen extra. Cuando estén bien hechas coloca las albóndigas en un plato cubierto con papel absorbente para que pierdan el exceso de aceite.

Para hacer el glaseado, pon en una sartén grande, la mantequilla y luego el ajo entero. Cocina durante un par de minutos y luego retira los ajos, que te habrán quedado enteros.

En este punto, añade el vinagre balsámico, en la cantidad que prefieras, y sigue cocinando para que se contraiga perfectamente. Una vez hecho esto, añade las albóndigas y remueve suavemente de vez en cuando para que tus albóndigas queden perfectamente glaseadas y la salsa que has preparado las cubra por completo.

También puedes hacer albóndigas de mortadela o albóndigas de atún y ricota.

Mide la cantidad de vinagre balsámico según tus gustos y el sabor más o menos intenso que le quieras dar a tus Albóndigas glaseadas con vinagre balsámico.