Alimentos Contra El Mareo

Para dominar los mareos por lo general se prescriben algunos medicamentos, sin embargo, también se pueden aliviar las molestias, junto con los espasmos, náuseas y vómitos, a través de ciertos Alimentos Contra El Mareo .

las_soluciones_para_alimentos_contra_el_mareo_02

Alimentos Contra El Mareo

El Agua

El agua es uno de los elementos fundamentales para deshacerse de los mareos. La deshidratación es una de las causas principales del mareo, por lo que, el consumo abundante de agua evitará el problema.

El Ginseng

El Ginseng reduce las náuseas y los vómitos al estimular las glándulas adrenales. Si estas glándulas no funcionan correctamente, puede causare hipotensión, que a su vez puede causar mareos.

Alimentos Contra El Mareo

El Jengibre

La raíz de jengibre bloquea los receptores de serotonina, responsable de las náuseas, y además mejora la circulación de la sangre por todo el cuerpo y por tanto, es una cura efectiva para combatir el mareo.

El Zumo de apio

Cuando estés apreciando mareos o te sientas débil, bebe alrededor de la mitad de un vaso de jugo de apio. El jugo de apio ayuda a aliviar los síntomas de vértigo causado por la presión arterial baja en el cuerpo.

La Pimienta y el Limón

Los mareos comienzan con un dolor de cabeza y náuseas. Tan pronto como empieces a experimentar los primeros síntomas de mareo o dolor de cabeza, mezcla una pizca de sal y pimienta en un vaso de agua tibia, exprime un limón en la mezcla y bébelo.

Alimentos Contra El Mareo

El Aceite de sésamo

Calienta 2 cucharadas de aceite de sésamo y añade media cucharadita de cardamomo en polvo y canela. Emplea este aceite en tu cabeza y siéntate durante unos diez minutos. Esta mezcla ayuda a estimular la circulación de sangre al cerebro y facilita la ola de mareos y náuseas asociadas con el vértigo.

La mayoría de los mareos son leves y pueden ser controlados fácilmente con la ayuda de estos Alimentos Contra El Mareo que te damos. Pero los casos severos o aquellos que empeoran progresivamente, merecen la atención de un médico especialista.

Guardar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *