Calabacines rellenos de queso y guisantes

Los calabacines rellenos de queso y guisantes es una receta fácil, deliciosa y ligera que complacerá a todo el mundo

Calabacines rellenos de queso y guisantes

Ingredientes para 4 raciones

  • 700 de guisantes frescos (Puedes utilizar congelados)
  • calabacines
  • 15 ml. de aceite de oliva virgen extra
  • 200 gr. de queso ricota
  • 50 gr. de un queso de cabra fresco
  • cucharada de ralladura de limón
  • 30 gr. de queso parmesano rallado
  • cebolleta
  • 1 dientes de ajo
  • cucharadas de menta fresca

Elaboración de los Calabacines rellenos de queso y guisantes

Precalienta el horno a 180°C.
Si utilizas guisantes congelados cocínalos en una olla, solo necesitarás un poco de agua. Cocínalos durante unos 6 minutos desde el momento de la ebullición. Sácalos y escúrrelos ponlos inmediatamente en un recipiente con agua helada.
Si utilizas guisantes frescos lo primero antes de de cocinarlos es desgranarlos, abre la parte inicial de la vaina con los dedos y retira suavemente los guisantes, deslizando el dedo pulgar.
Los guisantes frescos necesitan de una cocción más delicada, para mantener intacta toda su frescura. En una olla grande, vierte un chorrito de aceite de oliva virgen extra y un diente de ajo entero. Deja que el aceite se caliente y agrega los guisantes. Mezcla suavemente con una cuchara, añade medio vaso de agua caliente, una pizca de sal y cúbrelos con una tapa. Su tiempo de cocción dependerá del tamaño de los guisantes, ves probando hasta que estén a tu gusto, suaves y sabrosos.
Mientras tanto, lava y corta los calabacines por la mitad a lo largo y luego sácales las semillas. Úntalos con aceite de oliva y colócalos con el corte hacia abajo en una bandeja para hornear forrada con papel para hornear, de 10 a 15 minutos aproximadamente. Reserva.
Ahora, mezcla el queso ricota, el queso de cabra bien desmenuzado, la ralladura de limón, la mitad del queso parmesano, la cebolleta, la menta, la sal y la pimienta. Añade los guisantes y mezcla todo de nuevo suavemente.
Coloca la mezcla de quesos y guisantes sobre los calabacines, espolvoréalos el resto del queso parmesano y luego vuelve a meterlos en el horno durante 3 minutos en la posición de la parrilla, hasta que la parte superior comience a dorarse.