Camarones borrachos con piñones y salsa de soja

Los camarones borrachos con piñones y salsa de soja, es un plato tradicional de la cocina china. Una idea original para un aperitivo de pescado refinado gracias a su valiosa marinada.

El nombre de la receta camarones borrachos se debe a la presencia en su elaboracion de un destilado de cereales muy caro el Moutai , considerado en China “el licor de los Emperadores”

Para la versión casera sugerimos una alternativa para todos, como cualquier otro brandy de rosas chino o un brandy blanco suave.

Ingredientes para 4 raciones de camarones borrachos con piñones y salsa de soja

Para marinar

  • 20 g de vinagre de arroz chino
  • 10 g de Moutai (o brandy de rosas chino)
  • 100 g de salsa de soja light
  • 10 g de salsa de soja oscura
  • 150 g de agua
  • 5 rodajas de jengibre
  • 1 diente de ajo (sin el corazón)
  • La parte verde de 2 cebolletas
  • 2 chiles secos enteros
  • Pimienta blanca
  • 3 gr. de azúcar

Para completar la receta

  • 12 gambas rojas
  • 12 piñones
  • 10 g de sésamo blanco
  • Eneldo
  • Polvo de frambuesa
  • La ralladura de una lima
  • Cebolleta picada

Elaboración

Primero empezar por la marinada con los ingredientes necesarios (vinagre de arroz chino, Moutai o brandy de rosas, la salsa de soja clara y oscura, el agua, el jengibre, el ajo, la cebolleta picada, los chiles, la pimienta y el azúcar), y mezclarlos bien en un bol grande. Colocar en el frigorífico y dejarlo reposar durante 24 horas.

Una vez transcurrido el tiempo necesario, cuando tu marinada esté lista, pela las gambas. Con ayuda de un colador, filtra la salsa obtenida de la cascaras y las cabezas.

Sumergir los camarones pelados en el líquido de marinar durante 5 minutos. Escurre bien los mariscos. Completa la receta preparando la guarnición a base de piñones tostados, sésamo blanco tostado, eneldo, cebolleta picada, flores comestibles y frambuesa en polvo.

El polvo de frambuesa es bastante fácil de hacer en casa; puedes secar las frambuesas frescas en el horno a 70-80 grados durante un mínimo de 24 horas, luego licuarlas para obtener el polvo.

Completa la decoración final, espolvoreando el plato con la ralladura de la lima.