Canelones de espinacas y queso ricotta

Los canelones de espinacas y queso ricotta es un plato de pasta que gusta a todo el mundo. Sencillos de hacer, ligeros y delicados, sorprenden por su versatilidad

Canelones de espinacas y queso ricotta

Ingredientes para 4 raciones

  • 12 rollos de canelones
  • 500 gr. de espinacas picadas congelada
  • 250 gr. de queso ricotta
  • 1 diente de ajo
  • 1 cebolla
  • 50 g de queso parmesano
  • 50 g de queso gruyere rallado

Para la bechamel

  • 40 gr. de mantequilla
  • 50 gr. de harina
  • 50 cl. de leche
  • Nuez moscada molida
  • 1 diente de ajo
  • Sal
  • Pimienta

Elaboración de los Canelones de espinacas y queso ricotta

Pelar la cebolla y el ajo y cortarlos en trozos. Colócalos en una sartén engrasada y fríelos rápidamente.

Agrega las espinacas picadas y cocínalas a fuego medio, revolviendo ocasionalmente, durante unos 8 minutos. Una vez que las espinacas estén cocidas agrega el queso ricota y mezcla, y añade  un poco de sal y pimienta.

Ahora empieza a preparar la bechamel.

Coloca la mantequilla en una cacerola, vierte la harina sobre ella, encienda el fuego (fuego medio) y derrita la mantequilla mientras la revuelves

Poco a poco obtendrás una pasta, déjala un poco al fuego hasta que se ponga un poco coloreada, hasta obtener pasta de un hermoso color rubio.

Vierte poco a poco, mientras revuelves, un poco de leche (el equivalente a un vaso)

Al principio, la salsa se espesará rápidamente. Luego vierte un poco más de leche,  y revuelve hasta que espese.

Repite la operación hasta que hayas añadido toda la leche. Tu bechamel estará lista cuando la mezcla se haya espesado nuevamente y se convierta en una crema suave.

Luego agrega el ajo, la nuez moscada molida, la sal y la pimienta.

Una vez hecho el bechamel cubre el fondo de una fuente para gratinar con una fina capa de salsa bechamel.

Decora los rollos de canelones con el relleno de espinacas y colócalos en la fuente de horno.

Cubrir con el resto de la bechamel, espolvorear con el queso parmesano y el queso gruyere y luego colocar en el horno a 200 ° C durante 30 minutos.

Para terminar los canelones de espinacas y queso ricotta, coloca el plato debajo de la parrilla durante unos minutos para que se dore.

Sírvelo caliente.