Carpaccio de salmón con aceite de oliva a la vainilla

El Carpaccio de salmón con aceite de oliva a la vainilla, es un aperitivo de pescado fresco muy fácil de preparar

Para la preparación del carpaccio de salmón puedes utilizar tanto salmón fresco como ahumado. En caso de utilizar salmón fresco es recomendable que las lonchas sean  finas, y se congele al menos 24 horas, para eliminar la presencia de cualquier bacteria y se puede disfrutar con total seguridad.

Congelar el salmón o cualquier otro tipo de pescado que se consuma posteriormente crudo o marinado permite  eliminar todos los microorganismos que son peligrosos para la salud humana.

Carpaccio de salmón con aceite de oliva a la vainilla

Ingredientes para 4 raciones

  •  300 gr. de salmón crudo
  • 4 vainas de vainilla
  • 2 limas
  • flor de sal
  • 2o cl de aceite de oliva virgen extra que sea afrutado
  • Pimienta negra molida.

Elaboración del Carpaccio de salmón con aceite de oliva a la vainilla

Lo Primero, vamos a elaborar el aceite de oliva de vainilla.

El día anterior abre las vainas de vainilla por la mitad a lo largo y raspa las semillas con un cuchillo (conserva las vainas).

Lavar, secar y rallar las limas (mantener la ralladura en un lugar fresco en un recipiente hermético).

Abrimos las limas por la mitad y exprimimos su zumo en un bol, añadimos la sal, la pimienta y el aceite de oliva y mezclar.

Agrega las semillas y las vainas de vainilla y deja reposar durante 24 horas.  (protegido de la luz).

Cortar el salmón en rodajas finas y uniformes.

Divídelo gradualmente en 4 platos llanos, superponiéndolos ligeramente.

Rocía el salmón con el aceite de oliva a la vainilla que tenemos reservado, la flor de sal y la pimienta negra molida.

Te aconsejamos  que uses un aceite de oliva de calidad, idealmente un aceite de oliva virgen extra.

El uso aceite de oliva con sabor a  vainilla es delicioso en muchas otras preparaciones tanto dulces como saladas.

Combina muy bien con la carne pollo, costillas de cerdo asadas y hasta con un buen filete a la parrilla

Igualmente interesante es si se le añaden a  una ensalada de frutas, unas gotas de aceite de oliva a la vainilla.