El chutney de tomates cherry es una deliciosa variante de esta salsa de origen indio. Dale un toque ligeramente mediterráneo y un poco exótico a la vez a tus platos de carne, arroz o verduras. Su sabor te conquistará a ti y a tus invitados.

Chutney de tomates cherry

Ingredientes para 4 raciones

  • 1 Kg. de Tomates cherry
  • 200 ml. de vinagre de sidra de manzana
  • 2 clavos
  • 100 gr. de azúcar moreno
  • 1 cebolla blanca
  • 10 gr. de sal

Elaboración del Chutney de tomates cherry

Lava y seca bien los tomates cherry. Luego colócalos en una tabla de cortar y divídelos por la mitad.

Pela la cebolla blanca, divídela por la mitad y córtala en rodajas finas

Ahora en una olla grande vierte los tomates cherry partidos por la mitad y la cebolla en rodajas.

Añade el vinagre de sidra de manzana en la mezcla que se está haciendo,  y agrega también el azúcar moreno y la sal.

Finalmente agregue los clavos también y cocina todo a fuego lento durante 1 hora desde el primer hervor, hasta obtener una mezcla espesa.

Ten en cuenta que los tomates no deben desmenuzarse por completo. Una vez hecho, retira el clavo.

Para darle un sabor más mediterráneo, agrega las hierbas aromáticas que mas te gusten, mientras que para darle un toque mas picante, añade una pizca de guindilla.

La salsa chutney de tomate cherry se puede conservar durante 3 meses,  en un frasco hermético, cuidando de mantener los frascos a oscuras en un lugar fresco y seco. Una vez abierto, guarda el chutney de tomate cherry en el frigorífico y consúmelo en el plazo de una semana.

El chutney es original de la India, y solía ser un condimento hecho con frutas frescas y especias.  Los chutneys se sirven con casi todas las comidas en la India, especialmente como condimentos con curry, pero también como salsas para platos calientes (especialmente carnes). Pueden ser frescos o cocidos, y están hechos con una amplia variedad de ingredientes. Varían en sabor, desde dulce o ácido, picante o suave, o cualquier combinación de estos