Como Hacer Una Crema Antiarrugas Casera

Para mitigar o prevenir arrugas, los productos comerciales son a menudo nuestra primera opción. Sin embargo, es fácil de hacer tu propia crema antiarrugas casera para reducir estas marcas de edad en la piel.

A diferencia de las cremas antiarrugas convencionales que contienen ingredientes químicos que a veces son malos para tu piel, las cremas antiarrugas elaboradas con productos naturales aportan muchos más beneficios para tu piel, pero suelen ser bastante más costosas.

En primer lugar, debes prestar atención a tu tipo de piel. Existen cremas especialmente diseñadas para pieles secas, grasa, dañadas o sensibles … Aquí te ofrecemos algunos consejos para hacer una crema antiarrugas casera tu misma con productos naturales.

Crema Antiarrugas Casera

Como hacer una Crema Antiarrugas Casera

Ingredientes básicos

Aceite de coco: El coco nos ofrece muchos beneficios. Este aceite virgen a menudo se menciona en artículos de salud por sus propiedades excepcionales, tanto como alimento como producto cosmético. Es excelente para pieles mixtas porque penetra profundamente.

Cera de abejas: Los productos apícolas también son muy buenos para la piel. Ya sea miel, cera o jalea real, la cera actúa como un ingrediente básico para dar textura a la crema y hacerla más firme, además de eliminar las impurezas de la piel.

Receta

La cera de abejas y el aceite de coco son los dos “ingredientes activos” básicos que se aplican a la mayoría de las pieles. Dependiendo de la cantidad de crema que quieras hacer, debes poner más o menos ingredientes. Las proporciones a mantener son dos unidades de aceite por tres de cera

Pon ambos ingredientes al baño maría. Una vez derretidos, mézclalos para hacer una pasta suave.

Una vez obtenida la masa homogénea, puedes incorporar algunos ingredientes según tus gustos. Pueden ser aceites esenciales, extractos vitamínicos como la vitamina E. La vitamina E posee propiedades antioxidantes y rejuvenecedoras para la piel, además de protegerla de los radicales libres. También permitirá una mayor conservación de la crema antiarrugas casera porque actúa como un conservante natural. Mezcla todo y deja enfriar.

Algunos consejos

Para tu mantener su crema antiarrugas casera por más tiempo, consérvala en un lugar fresco.

Si encuentra que tu crema se pone demasiado líquida, agrega un poco de cera de abejas. Esto le dará más consistencia. Por el contrario, si estás buscando una textura más líquida, agrega un poco de aceite de coco.

Ingredientes que puedes agregar a tu Crema Antiarrugas Casera

Aceites esenciales

Los aceites esenciales aportan un toque aromático a su preparación al tiempo que multiplican los efectos de los ingredientes antes mencionados. De hecho, cada extracto de la planta tiene unas propiedades únicas.

Te recomendamos aceites esenciales de flores, como geranio (bueno para la regeneración celular) y rosa (bueno para reafirmar la piel).

Crema Antiarrugas Casera

Pero hay muchos otros. Y, en general, ¡es sobre todo una cuestión de gustos! Por supuesto, el aceite esencial de geranio es la referencia para luchar contra las arrugas gracias a sus propiedades antioxidantes.

El aceite esencial de lavanda le dará a tu crema antiarrugas casera un olor agradable mientras aceleras la renovación celular de tu piel.

Y los aceites esenciales de Palmarosa estimularan la producción de queratinocitos, las células de la epidermis) y el de Ciste., hará posible retrasar el envejecimiento de la piel relacionado con la desaceleración de la actividad hormonal, ya que posee fitoestrógenos.

Para luchar contra las arrugas y hacer que su crema antiarrugas casera sea más efectiva, añade un poco de aceite de rosa mosqueta. Sus propiedades antienvejecimiento permiten estimular la producción de colágeno, renovar las células de la piel y prevenir la formación de arrugas.

Estas recetas para hacer una crema antiarrugas casera son bastante personalizables, pero siempre utiliza ingredientes nutritivos, capaces de nutrir e hidratar tu piel en profundidad, protegiéndola de los radicales libres y facilitando su regeneración.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *