Crema de calabacín con pesto de almendras

La crema de calabacín con pesto de almendras es un plato delicado, sabroso, cremoso y fácil de hacer, perfecto para los días mas calurosos.

Crema de calabacín con pesto de almendras

Ingredientes para 4 raciones

Para la crema

  • 5 calabacines que no sean muy grandes
  • 1 cebolla
  • 1 pastilla de caldo de verduras
  • Sal
  • Pimienta negra molida
  • 1 cl. de crema fresca ligera

Para el Pesto de almendras

  • 50 gr. de albahaca fresca
  • 80 ml. de aceite de oliva
  • 30 gr. de queso  parmesano
  • 30 gr. de almendras tostadas
  • 1 diente de ajo
  • Sal
  • Pimienta negra molida

Elaboración de la Crema de calabacín con pesto de almendras

Lava bien los calabacines y córtalos en cubos retirando los extremos.  Pela y pica la cebolla. Reservar.

Coloca el calabacín y la cebolla en una cacerola, y sazona con sal y pimienta. Introduce la la tableta de caldo de verduras desmenuza y añade agua de manera que quede unos 2 cm. por encima de las verduras. Lleva todo a ebullición, y luego dejar cocer a fuego lento durante 15 minutos aproximadamente.

Mezcla las verduras con una licuadora o una batidora hasta obtener una textura aterciopelada. Deja que se enfrié la mezcla de verduras a temperatura ambiente. Una vez fría métela en el frigorífico durante al menos unas 2 horas.

Del pesto de almendras

Pica las almendras en trozos grandes, corta la albahaca en varios trozos y pela los dientes de ajo, retirando el germen del medio y introduce todo en el el vaso de la licuadora.

Finalmente añade el  queso parmesano rallado y mezcla todo muy despacio, agregando el aceite de oliva virgen extra poco a poco. Cuando veas que se convierte en una pasta, sazona con sal y pimienta

Justo antes de servir, agrega el pesto de almendras sobre la crema de calabacín mezcla todo bien y sírvela fría. Puedes adornarla con la crema fresca por encima y unas hojas de albahaca frescas.