El curry de piña y patatas es una receta que crea una explosión de sabores dulces y picantes que conquistará a cualquier paladar que lo pruebe.

Curry de piña y patatas

Ingredientes para 4 raciones

  • 3 dientes de ajo
  • 1 taza de agua
  • 1 cucharadita de jengibre fresco
  • 2 cucharadas de polvo de curry
  • 2 cucharadas de salsa de soja
  • 2 cucharadas de aceite de sésamo
  • 1 cebolla picada
  • 4 patatas medianas
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 300 gr. de rodajas de piña natural picada y escurrida (Puedes utilizarla enlatada)
  • 1 taza de leche de coco
  • Sal
  • Pimienta

Elaboración del Curry de piña y patatas

Para elaborar el curry, mezcla el ajo picado, el agua, el jengibre, el curry en polvo y la salsa de soja, junto con el aceite de sésamo en un procesador de alimentos o una licuadora y mezcla todo bien hasta que obtengas una mezcla suave y cremosa. Reserva

En una sartén grande, calienta el aceite de oliva virgen extra y saltea la cebolla picada y las patatas lavadas y picadas de 4 a 6 minutos aproximadamente, o hasta que la cebolla esté blanda. Reduce a fuego medio y agrega la mezcla de salsa de curry de ajo  y cocina todo a fuego lento de 15 a 20 minutos aproximadamente o hasta que las patatas estén listas. Sazona al gusto y mantén la sartén tapada y revuelve la mezcla ocasionalmente.

Una vez que las patatas estén casi tiernas, añade las rodajas de piña cortadas, junto con la leche de coco, revolviendo para que se combine todo bien, y deja que se cocine a fuego lento, sin la tapa, durante otros cinco minutos.

Cuando las patatas estén completamente cocidas, retira la sartén del fuego para que no se sigan cocinando demasiado. Sirve el curry de patatas y piña sobre una base de arroz.