Las naranjas y el hinojo se combinan con el crujiente de las semillas de calabaza y los piñones, aromatizados con el aroma de las pasas y una ligera emulsión que le dará un toque de notas afrutadas a esta deliciosa ensalada de hinojo y naranja.

Ensalada de hinojo y naranja

Ingredientes para 6 raciones

  • 840 gr. de Hinojo
  • 2 Naranjas
  • 50 gr. de Piñones
  • 20 gr. de Pasas
  • Sal al gusto
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Vinagre de sidra de manzana
  • 8 gr. de Semillas de calabaza

Elaboración de la Ensalada de hinojo y naranja

Comienza exprimiendo el zumo de 1 naranja y remoja las pasas en el zumo obtenido.

Déjalo durante al menos 10 minutos. Mientras tanto, pela la otra naranja y ten cuidado de quitar la parte blanca amarga de la cáscara y córtala en rodajas muy finas.

Lava y seca el hinojo. Colócalo sobre una tabla de cortar y quítale los tallos, las barbas verdes y de las hojas exteriores más duras y leñosas. Luego corta el corazón en juliana muy fino con ayuda de una mandolina.

Transfiérelo a un bol con agua acidulada (agua, generalmente fría, a la que se ha añade vinagre o jugo de limón) para conservar su color hasta su uso.

Ahora vierte los piñones en una sartén antiadherente y tuéstalos unos minutos. Dejarlos a un lado para que se enfríen.

Mientras tanto escurre las pasas y déjalas a un lado mientras viertes el zumo de naranja en un recipiente, agregando el vinagre, el aceite y sazonando con sal. Licuar todos los ingredientes con una batidora.

Necesitarás obtener una emulsión homogénea. En este punto tendrás todos los ingredientes listos para componer tu ensalada.

Escurre el hinojo y verterlo en una ensaladera grande al que añadirás las pasas.

Agrega las naranjas, aliñándolo con la emulsión obtenida y los piñones.

Dale una nota crujiente vertiendo las semillas de calabaza y mezcla bien todos los ingredientes. Puedes agregar algunas aceitunas negras en trozos pequeños o tomates secos.

Te aconsejamos preparar esta ensalada unos diez minutos antes de consumirla , de esta forma se potenciarán todos los sabores y aromas. Si te sobra puedes guardarla en el frigorífico en un recipiente hermético durante un máximo de 1 día. No es recomendable congelarla.