Los beneficios de las infusiones de alcachofa

Los beneficios de las infusiones de alcachofa para la salud son muchos. Las alcachofas son ricas en nutrientes, contiene vitaminas, ácido fólico y minerales como fósforo, zinc y hierro que ayudan a mantener  nuestro cuerpo saludable y una buena salud de nuestro organismo.

¿Qué es el té de alcachofa?

La alcachofa ( Cynara scolymus ) es una planta perteneciente a la familia Asteraceae importada a Occidente hacia el año 1200 y hoy ampliamente cultivada en todo el mundo con fines alimentarios y terapéuticos.

La idea de preparar té con este vegetal inusual se remonta a los antiguos griegos y romanos, y sigue siendo un remedio válido para muchas afecciones de la salud.

El té de alcachofa posee un sabor dulce propio y un aroma agradable característico. Es un té que se prepara con las flores, las hojas , las raíces y los tallos de la alcachofa

La alcachofa por tanto, además de ser utilizada en numerosas recetas culinarias, puede ser de gran ayuda para mantener una buena salud de nuestro organismo.

Beneficios de las infusiones de alcachofa para la salud

Este té de hierbas puede prevenir infecciones de la vesícula biliar, los riñones y el hígado por sus propiedades antibacterianas y antiinflamatorias.

La ingesta regular de este té ayuda a tonificar los músculos del cuerpo y a mantenerlos en unas condiciones saludables.

Es beneficioso para el hígado. Promueve la producción de bilis, que a su vez aceleran la eliminación de colesterol y las toxinas del hígado. La función mejorada del hígado y de la vesícula biliar previene la insuficiencia hepática y otras enfermedades relacionadas.

Como el té es bueno para el hígado, cualquier daño causado por el consumo excesivo de alcohol probablemente pueda recuperarse con su ingesta regular.

Las personas con diabetes pueden beneficiarse de este té, ya que ayuda a reducir los niveles de azúcar en sangre. Sin embargo, no se debe confiar completamente en él para el control de la diabetes, sino que se puede utilizar como complemento de la terapia médica.

Esta infusión de hierbas también es buena para aliviar las molestias causadas por la indigestión. Calma las paredes internas del estómago y facilita la secreción de jugos digestivos.

Los problemas gastrointestinales como náuseas, vómitos, diarrea, estreñimiento, acidez estomacal, hinchazón y dolor de estómago también se pueden controlar bebiendo té de hierbas de alcachofa.

Las enfermedades cardiovasculares como la aterosclerosis, etc., se pueden prevenir ya que se sabe que las alcachofas reducen el nivel de colesterol malo y aumentan el nivel de colesterol bueno en el cuerpo.

Las personas a las que se les aconseja limitar o evitar la cafeína pueden disfrutar de esta bebida de forma segura, ya que no contiene cafeína.

Ayuda a perder peso. Esto se debe a que se considera beber infusiones de de alcachofas elimina el exceso de grasa corporal y la retención de agua en el organismo.

Mejora la salud de la piel, ya que los antioxidantes de las alcachofas ayudan a prevenir el envejecimiento de la piel, y pueden ayudar a proteger tu piel de infecciones y prevenir la acumulación de bacterias.

beneficios de las infusiones de alcachofa
beneficios de las infusiones de alcachofa

Cómo hacer té de alcachofas en casa

Hacer té de alcachofa en casa es sencillo y no requiere mucho tiempo y esfuerzo. Todo lo que necesitas es un poco de agua y unas alcachofas para empezar. Puede utilizar cualquiera de los tres métodos rápidos y fáciles que te indicamos a continuación para preparar este té de hierbas en casa. Lo puedes tomara tanto frío como caliente.

Método 1

Al cocinar alcachofas, la gente tiende a descartar sus hojas espinosas. Sin embargo, estas hojas están llenas de nutrientes . Para hacer uso de estas hojas descartadas, hervir 2 tazas de agua y agregar 12-15 de ellas, dejarlas hervir durante 5 minutos. Colar el líquido en una taza y beberlo dos veces al día.

Método 2

Machacar una alcachofa y hervirla con 2 tazas de agua durante 20 minutos más o menos. Colar el líquido para separar los restos, dejar enfriar un poco y añadir un poco de miel.

Método 3

Separar las hojas, el tallo y las raíces y lavarlos adecuadamente. Agregar unos 100 gramos en 1 litro de agua y dejar hervir. Una vez que empiece a hervir, apagar el fuego y dejar reposar durante 10 minutos. Colar y almacenar el líquido en otro recipiente. Beber 2-3 veces al día.

Para aquellos que no quieran tomarse el esfuerzo de hacer té en casa, existen en los herbolarios bolsitas de té de alcachofas ya preparado. Las bolsitas de té deben sumergirse en una taza de agua caliente durante unos 5 minutos para que la bebida esté lista para beber.

El té de hierbas de alcachofa de la mejor calidad se produce en la región de Da Lat en Vietnam. A las personas que residen en China, Vietnam y los países del Lejano Oriente les encanta saborear esta bebida saludable y refrescante.


Efectos secundarios de las infusiones de alcachofa

Los beneficios de las infusiones de alcachofa son muchos, pero hay algunas consideraciones que hay que considerar, como reacciones alérgicas y problemas con los cálculos biliares. Algunas personas son alérgicas a las alcachofas o pueden reaccionar a esta concentración de sus principios activos.

Comienza bebiendo una pequeña cantidad, y si experimentas algún efecto secundario además de un poco más de flatulencia, puedes ser sensible a este té. Para las personas con cálculos renales o biliares no es aconsejable tomar esta bebida, ya que puede agravar estos problemas. No se recomienda igualmente a las mujeres embarazadas y lactantes que beban infusiones de alcachofa.

No tomes la información y otro contenido de este blog como un consejo médico experto. Consulta a tu médico o busca otro tratamiento médico profesional si padeces alguna afección médica. Nunca descuides el consejo de un médico profesional antes de probar algo que hayas leído en este blog.