Moussaka de cordero

Moussaka de cordero. Es sin duda uno de los platos más conocidos de la cocina griega elaborado con los alimentos más típicos de su cultura: cordero , berenjenas y tomates.

En cuanto a sus orígenes, la hipótesis es que la moussaka nació en la isla de Chipre, o quizás  en la isla de  Creta, que, en el pasado, se vio muy afectada por la influencia árabe y turca, especialmente en la tradición culinaria.

Moussaka de cordero. Cálculo para 6-8 raciones

Ingredientes

  • 1/4 Kg. De Carne de cordero deshuesada.
  • 6 berenjenas.
  • 1 Kg. De Tomates maduros.
  • 4 huevos.
  • Ajos.
  • Perejil picado.
  • 1 cucharada de Pimentón dulce.
  • 1 dl. De Aceite.
  • Sal
  • Pimienta molida.
  • Aceite para freír.
  • Harina.

Elaboración:

Se pica finamente la carne de cordero y se reserva.

Se escaldan los tomates, se pelan, se retiran las semillas y se cortan en brunoise.

Se cortan las berenjenas a lo largo en dos mitades, se les hace una incisión por todo el borde.

Se enharinan y se fríen lentamente, procurando que no se quemen.

Siguiendo la incisión hecha en la berenjena se retira la pulpa de las berenjenas. Deben resultar como barquitas.

El tomate se pone a rehogar con el aceite hasta que este casi seco. Se añade el ajo, el perejil, el pimentón, la pimienta, la pulpa de las berenjenas muy picada y la carne de cordero, se da un hervor y se rectifica de sazón.

Cuando se haya enfriado se añaden los huevos batidos y los mezclamos todo bien.

Sobre un molde engrasado con mantequilla, se extienden las pieles de las berenjenas en forma de margarita, encabalgando unas sobre otras y con la piel en contacto con el molde.

Con la masa de relleno, se rellena el molde.

Se pone sobre un baño maría se deja cocer al horno precalentado a 180ºC., durante treinta minutos.

Se deja enfriar y se desmolda.