Ñoquis de boniato con salsa de vino blanco

Ñoquis de boniato con salsa de vino blanco. Deliciosos ñoquis caseros, acompañados de una delicada salsa de vino blanco, tomillo y romero.

Ñoquis de boniato con salsa de vino blanco

Ingredientes para 4 raciones

Para los ñoquis

  • 600 gr. de boniatos
  • 100 gr. de maicena
  • 150 gr. de harina de trigo
  • ½ cucharadita de canela
  • 60 ml. de aceite de oliva
  • 40 gr. de queso parmesano rallado

Para la salsa

  • 25 cl. de vino blanco
  • 1 chalota
  • 2 cucharadas de tomillo
  • 2 cucharadas de romero

Elaboración de los Ñoquis de boniato con salsa de vino blanco

Precalentar el horno a 180 ° C.

Lavar los boniatos y hacerlos agujeros con un tenedor. Ponlos en la bandeja para hornear y hornea entre 45 minutos y 1 hora dependiendo de su tamaño. Deben estar tiernos. Dejar enfriar.

Cuando se hayan enfriado, pélalos y tritúralos con un machacador de patatas o con un tenedor.

Mientras tanto, prepara la salsa. Calentar el aceite de oliva en una sartén. Agregar la chalota picada y cocinar de 3 a 5 minutos.

Agregar el tomillo y el romero y cocinar durante 1 minuto.

Añadir el vino, y sazonar con sal y pimienta. Cocinar a fuego lento de 3 a 5 minutos. Reservar.

Poner el puré en un bol, agregar la canela, la sal y mezclar. Luego agregar la harina y la maicena poco a poco, revolviendo todo el tiempo.

Amasar la masa hasta que quede suave y no pegajosa (agregar más harina si es necesario), formar una bola y luego colocarla sobre una superficie enharinada.

Cortar la masa en tantos trozos como número de raciones. Coger un trozo, espolvorear con harina, amasar y luego  darle forma de salchichas del diámetro de un pulgar.

Cortar en secciones de 2 a 3 cm de largo.

Pon a hervir una olla de agua con sal. Luego ponga los ñoquis en tandas. Se cuecen cuando suben a la superficie, de 2 a 3 minutos. Escúrrelos.

Calentar un poco de aceite en una sartén antiadherente. Agregue los ñoquis y tueste ligeramente, agregue la salsa, mezcle para cubrir bien, terminar con el parmesano rallado y servir.

El parmesano, como la mayoría de los quesos duros, no es vegetariano en el sentido estricto del término, ya que contiene cuajo animal. Para darle el sabor a queso a los risottos o la pasta, puedes usar levadura malteada, que también es extremadamente saludable.