Ñoquis de ricotta con salsa de nueces

Ñoquis de ricotta con salsa de nueces. Prueba esta deliciosas receta de pasta casera y muy fácil de preparar, acompañada de salsa de nueces para condimentar la pasta con un estallido de sabor.

Ingredientes para 4 raciones de  Ñoquis de ricotta con salsa de nueces

Para los ñoquis

  • 500 g de ricotta de oveja
  • 1 huevo
  • 1 cucharada de queso pecorino añejo rallado
  • 1 cucharadita de sal
  • 300 g de harina

Para la salsa de nueces

  • 150 g de nueces
  • 20 g de piñones
  • 150 ml de leche
  • 1 diente de ajo
  • 20 g de queso parmesano
  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 30 g de pan rallado
  • Sal

Elaboración de los ñoquis

En un bol verter la ricota y ablandarla revolviendo con un tenedor, luego añadir el parmesano, el huevo y la sal. Una vez que estos ingredientes estén bien mezclados, agregar la harina poco a poco.

Cuando la mezcla esté lo suficientemente espesa, continuar trabajándola en una tabla de repostería hasta que se le agregue toda la harina.

Cuando la masa esté homogénea, estirarla con un rodillo para obtener una hoja de unos 2 cm de grosor. Luego hacer tiras de unos 2 cm de ancho cortándolas con un cuchillo: enróllalas con las manos y corta los ñoquis lo más uniformemente posible. Luego esparcilas en una bandeja bien enharinada y dejar reposar un rato, lo justo para preparar la salsa de nueces.

Elaboración de la salsa

Ablandar las nueces en agua hirviendo durante unos 3-4 minutos. De esta manera, pueden pelar fácilmente. Déjalas enfriar y pélalas.

Mientras tanto, coge el pan rallado y deja que se ablande combinándolo con la leche en un bol. Déjalo unos minutos y luego exprime el pan con ayuda de un colador, para eliminar el exceso de leche que vas a reservar.

Coge las nueces y picalas en la batidora junto con el pan blando, los piñones , una pizca de sal , el ajo y el  queso parmesano . Agregar un poco de aceite y si la salsa te parece demasiado compacta, hazla cremosa con la leche que has guardado.

Hervir el agua, agregar sal y echar los ñoquis. Estarán cocidos en unos minutos cuando vuelvan a la superficie.

Escurrir y verter en la cazuela con la salsa de nueces, volver a encender el fuego y mezclar bien, añadiendo al final una pizca de pimienta y queso parmesano rallado al gusto.