Pasta para Crepés

Pasta para Crepés. Los crepés se pueden comer calientes o fríos, dulces o salados, como plato principal o como postre. ¡Que los disfrutes!

Pasta para Crepés

Cálculo para 6 raciones de Pasta para Crepés

  • 1/4 l. de Leche.
  • 100 gr. de Harina.
  • 2 Huevos.
  • 20 gr. de Azúcar.
  • 1 cucharada de Licor.
  • 25 gr. de Mantequilla.
  • Sal
  • Ralladura de limón o naranja.

Elaboración:

En un recipiente se mezclan todos los ingredientes menos la mantequilla.

Se cuela la mezcla por el chino y se agrega la mantequilla fundida.

En una sartén caliente, untada ligeramente con mantequilla (ayudándose con un trozo de tocino o patata pinchada con un tenedor) se vierte una pequeña cantidad de pasta, dándole a la sartén un movimiento circular para que cubra todo el fondo una capa fina

Una vez cuajado y ligeramente dorado darle la vuelta con los dedos o un tenedor.

Dejar dorar ligeramente y pasarlos a una fuente para que se enfríen.

Una vez fríos se colocan uno encima de otro espolvoreados con azúcar glas para evitar que se peguen.

Observaciones:

La sartén deberá estar caliente, si está fría el crepé saldrá gordo y se pegará, si está muy caliente le saldrán ojos y se hinchara, saliendo grueso.

Si el líquido resulta espeso debe de aclararse con algo más de leche.

Pueden utilizarse para platos salados en cuyo caso no llevarán azúcar, pudiendo llevar hierbas aromáticas o especias.

Guardar

Guardar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *