Pechugas de pollo con salsa de naranja

Las pechugas de pollo con salsa de naranja es plato sencillo pero muy sabroso, que combina el aroma y el sabor de las naranjas con la textura de las pechugas de pollo.

Pechugas de pollo con salsa de naranja

Ingredientes para 4 raciones

  • 2 pechugas de pollo de corral
  • 40 gr. de harina
  • 40 gr. de Gran Marnier (Si no dispones de Grand Marnier puedes sustituirlo por Cointreau o por un vino afrutado o con notas de naranja).
  • Sal
  • El zumo de 2 naranjas
  • 20 gr. de mantequilla
  • Aceite de oliva de virgen extra
  • Pimienta negra
  • 500 gr. de Tomates cherry
  • 2 ramitas de tomillo fresco
  • 1 diente de ajo

Elaboración de las pechugas de pollo con salsa de naranja

Lava los tomates cherry, sécalos  y divídelos por la mitad.

En una sartén calentar el aceite de oliva virgen extra junto con un diente de ajo sin pelar (primero recuerda triturarlo un poco con la palma de tu mano), luego agrega los tomates cherry y déjalos que se salteen unos minutos.

Añade la sal y la  pimienta y déjalo unos minutos más, luego retira el diente de ajo

Cuando los tomates cherry estén ligeramente marchitos, aproximadamente 5 minutos de cocción, puedes apagar el fuego y agregar las ramitas de tomillo.

Mientras tanto, extrae el zumo de las naranjas y resérvalo

Coge las pechuga de pollo  y límpialas de cualquier residuo de grasa.

Enharina bien las 2 pechugas  de pollo.

En una sartén, calienta  el aceite y la mantequilla a fuego lento. Tan pronto como el fondo esté caliente, agrega las pechugas de pollo y deje que ambos lados se doren bien durante un par de minutos cada uno.

Tan pronto como estén dorados, añade el Grand Marnier.

Tan pronto como el alcohol se haya evaporado por completo, añade el zumo de las naranjas y cocina durante 10-15 minutos  y a la mitad de la cocción, añade la sal y la  pimienta.

Una vez cocinadas las pechugas de pollo colócalas  en una tabla de cortar y córtalas  oblicuamente, en rodajas de unos 2 cm de grosor.

Decora con tomates cherry y tu pechuga de pollo a la naranja está lista.

Si quieres conseguir un efecto más cremoso en la elaboración de las pechugas de pollo con salsa de naranja, puedes enharinar el pollo con maicena, así obtendrás también una versión sin gluten.

Para que el plato sea más fragante, ralla la piel de una naranja y agrégala después de la cocción.