Piernas Pesadas. Remedios Naturales

La sensación de piernas pesadas es experimentada regularmente por más del 70% de la población. Demasiada presión del retorno venoso a las extremidades inferiores produce esta sensación desagradable de piernas pesadas.

El verano es sinónimo de días hermosos, tiempo libre y relajación, pero también trae consigo algunas molestias que se acentúan precisamente por el aumento de las temperaturas, incluida la sensación de pesadez e hinchazón en las piernas. De hecho, ¿quién nunca ha sufrido de piernas hinchadas, cansadas y pesadas?

Muchas mujeres se quejan de problemas relacionados con el sistema circulatorio. La base de estos síntomas es la insuficiencia venosa, un trastorno de la circulación sanguínea que puede ser más o menos grave y que en realidad no tiene estaciones, pero múltiples factores de riesgo, como los hábitos alimenticios incorrectos, sobrepeso, uso de algunas drogas, estreñimiento, poca actividad física, vejez, etc.

Piernas Pesadas

La insuficiencia venosa también puede conducir al desarrollo de venas varicosas. Las venas varicosas son venas dilatadas, hinchadas y retorcidas, que a menudo se vuelven de color azul o púrpura oscuro.

Consejos para mejorar la circulación y las piernas pesadas

Come fruta y verdura

Las vitaminas, fibras y antioxidantes presentes en la fruta tienen un poder estimulante y protector contra el sistema circulatorio, también ayudan a mantener la retención de agua y, por lo tanto, la inflamación bajo control.

Bebe mucha agua

Mantener una buena hidratación también es muy importante para ayudar a expulsar las toxinas que se estancan en los vasos sanguíneos.

Haz ejercicio físico

Muévete, el deporte y el esfuerzo físico favorecen el retorno venoso a través de los músculos de las piernas.

Estar sentada durante muchas horas en la oficina, por ejemplo, reducirá la circulación y la microcirculación, por lo tanto, es importante ponerse de pie y estirar las piernas.

Si los tobillos están particularmente hinchados, recomendamos masajear la planta del pie con una pelota de tenis, manteniendo la planta en contacto con el suelo.

No uses ropa muy ajustada

La ropa demasiado ajustada, como los jeans, contrae los vasos sanguíneos e impide el retorno venoso. Por lo tanto, elija ropa cómoda y holgada.

Mantén las piernas en alto

Por las noches, antes de irte a dormir, puedes colocar una almohada debajo de las piernas para que se mantengan erguidas y así promover la microcirculación. También puede descansar las piernas contra la pared y mantener la posición L durante unos minutos, para alentar el retorno venoso.

Masajéate las piernas

El masaje de piernas muestra una eficacia real para luchar contra la sensación de piernas pesadas. Ten cuidado de masajear la parte inferior de la pierna y date masajes diarios (mañana y tarde) con un chorro de agua fría en las piernas durante unos minutos.

Aplícate frío

El aumento de las temperaturas es a veces sinónimo de piernas pesadas. Disfruta de una buena ducha moviendo el chorro desde las pantorrillas hacia los muslos. De esta manera, estimularas la circulación sanguínea y evitaras el estancamiento de la sangre.

Piernas Pesadas

Piernas Pesadas. Remedios Naturales

La Vid Roja

Se sabe que la vid roja alivia los síntomas de mala circulación sanguínea. Ayuda a reducir las venas varicosas y la sensación de piernas pesadas.

Introduce una cucharadita de hojas de vid roja en 1 taza de agua hirviendo durante 10 minutos.

Beba de 2 a 4 tazas de esta infusión todos los días, aproximadamente 1 mes.

Hazte una Crema natural con menta y aceites esenciales

Para luchar contra la sensación de piernas pesadas, es posible hacer una crema natural a base de lavanda y menta orgánica.

Mezcla 30 gotas de aceite esencial de lavanda con 10 gotas de aceite esencial de menta.

Agregue a esta mezcla a 100 ml de aceite vegetal de calophyllle que ayudara contra los problemas de la circulación.

Aplícate esta crema subiendo desde los tobillos a los muslos mientras te las masajeas.

Gel de Aloe vera

Se sabe que el frío causa vasoconstricción y alivia las piernas pesadas. El Aloe Vera es apreciado por sus propiedades hidratantes, y sirve como base para disolver el aceite esencial.

Mezcla en la palma de tu mano una avellana de gel de aloe vera y 2 gotas de aceite esencial de menta orgánica.

Aplícatelo sobre las piernas comenzando desde los tobillos y subiendo hacia las pantorrillas y los muslos.

Cataplasmas de arcilla verde

Como se sabe la arcilla tonifica las paredes de las venas, te recomendamos hacer una cataplasma mezclando arcilla con vinagre de sidra o agua salada para obtener una pasta espesa.

Agrega una o dos gotas de aceite esencial de ciprés o estragón. Deja la cataplasma reposar para que actúe en tus piernas durante al menos una hora y úsalas con frecuencia.

Si tu problema de piernas pesadas persiste durante mucho tiempo, es aconsejable que consultes con tu médico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *