Pollo a la naranja con aceitunas negras

El Pollo a la naranja con aceitunas negras, es un sabroso y ligero segundo plato a base de pollo aromatizado con el sabor dulce de las naranjas y las aceitunas de Kalamata.

Pollo a la naranja con aceitunas negras

Ingredientes para 4 raciones

  • 1 cebolla roja
  • 2 naranjas
  • 2,5 dl. de caldo de verduras
  • Harina integral
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 700 gr. de pechugas de pollo de corral
  • Sal
  • Pimienta
  • 5 vasos de vino blanco
  • 1 manojo de hierbas aromáticas ( albahaca, perejil, salvia, romero, tomillo,…), al gusto
  • Aceitunas variedad de Kalamata
  • Hinojo

Elaboración del Pollo a la naranja con aceitunas negras

Lava las dos naranjas y sécalas, ralla la ralladura de una de ellas, resérvala y exprime el zumo de  las dos naranjas. Pela la cebolla,  y córtala en trozos. Escurre las aceitunas kalamata, enjuágalas y sécalas. Reserva.

Corta las pechugas de pollo en trozos, enharínalas y dóralas en una cacerola junto con 5 o 6 cucharadas de aceite de oliva virgen extra. Agrega la cebolla y las hierbas aromáticas que hayas elegido, bien atadas, y deja que aromaticen unos minutos manteniendo el fuego bajo.

Añadir el vino blanco, subir un poco el fuego y dejar que se evapore por completo. En este punto, añade a la carne de pollo el zumo de las naranjas y lleva a ebullición.

Agrega el caldo de verduras caliente y las aceitunas, y tapa la cacerola, deja cocinar el guiso durante unos 30 minutos removiendo de vez en cuando con una cuchara de madera.

Retira el guiso del fuego, y saca el manojo de hierbas aromáticas, añade la ralladura de la piel de naranja y mézclalo, salpimienta al gusto y espolvorea el pollo con una cucharada de hinojo picado muy fino.

Si deseas conservarlo, lo puedes congelar durante un par de meses en el congelador. Descongélalo dentro del frigorífico, caliéntalo, y luego agrégale al guiso la ralladura de naranja y el hinojo picado.