Pollo glaseado con miel de jengibre

El pollo glaseado con miel de jengibre es una receta sencilla y deliciosa para comer pollo de distinta manera.

Pollo glaseado con miel de jengibre

Ingredientes para 4 raciones

  • 2 o 3 filetes de pollo
  • 2 cebollas
  • 1 col china
  • 20 tirabeques
  • 2 zanahorias grandes
  • 350 gr. de arroz thai (Jazmín)
  • 2 cucharadas de miel de limonero (o cualquier otro tipo de miel)
  • 5 cucardas de salsa de soja dulce para el adobo
  • 40 gr. de jengibre
  • 3 dientes de ajo
  • 3 cucharadas salsa de pescado
  • Unas hojas de cilantro
  • Un poco de chile o cayena molida
  • La ralladura de una lima y su zumo
  • Pimienta negra molida
  • Un poco de aceite de cacahuete

Elaboración del pollo glaseado con miel de jengibre

Corta la col china en tiras finas y pica las cebollas y las zanahoria muy finamente. Reserva

Calienta una sartén con un poco de aceite de cacahuete. Cuando esté caliente, añade los filetes de pollo. Añade  un diente de ajo picado y deja que se doren a fuego medio/alto durante 4 a 6 minutos, sin voltear la carne.

Mientras tanto prepara el adobo con la salsa de soja, la miel, la salsa de pescado y el jengibre rallado (o si no picado muy fino). Cuando la carne esté dorada por el lado en contacto con la sartén, sácala y ponla en una fuente con el ajo.

Desglasa la sartén aún caliente con la marinada y cocina durante 1 o 2 minutos a fuego alto. Extiende una capa del adobo sobre la parte dorada del pollo y ponlo en el horno durante unos 30 minutos a 180 grados. Cada 5 minutos, recoge el adobo que gotee del pollo para volver a ponerlo encima.

Mientras se cocina el pollo, vamos a cocinar las verduras en el wok. Calienta un wok o  una sartén a fuego alto con  el aceite de cacahuete. Añade los tirabeques, y deja que se cocinen durante 1 minuto, agrega las cebollas y los 2 dientes de ajo picados restantes. Cocina durante 1 minuto y agrega la col china.

Agita bien la sartén para que no se quemen las verduras se cocinen por todos lados. Finalmente agrega las zanahorias. Sazona con la salsa de soja dulce, el zumo de lima y la salsa de pescado, retira las verduras del fuego y mantenlas calientes. Cocina el arroz en una cazuela según las instrucciones del fabricante.

En el último momento, sube la temperatura de tu horno al máximo, posición grill, para terminar de hacer el pollo. Si puedes, verifica la cocción del pollo con un termómetro de cocina.

En un plato, coloca un poco de arroz, luego encima las verduras salteadas en el wok. Corta los filetes de pollo en 2 si son muy grandes, y coloca un trozo en cada plato sobre las verduras. Añádele un poco pimienta, junto con el chile (Al gusto). Ralla la piel de la lima y espolvoréala por encima, junto con un poco de cilantro picado.