El Rape a la vainilla con jengibre es una receta delicada que te encantara por su sabor dulce pero con el atractivo del frescor del jengibre de fondo.

Ingredientes para 4 raciones

  • 4 colas pequeñas de rape sin piel
  • 3 vainas de vainilla
  • 20 cl. de nata espesa
  • 10 cl. de vino blanco seco
  • 1 trozo pequeño de jengibre fresco
  • 1 lima
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Pimienta negra molida

Elaboración del Rape a la vainilla con jengibre

Parte las vainas de vainilla a lo largo por la mitad.

Raspa el interior de las vainas de vainilla con la punta de un cuchillo sobre un bol que contenga la crema de nata espesa para que caigan las semillas.

Ralla el jengibre pelado sobre este mismo bol. Salpimentar y mezclar todo bien.

Lava la lima, sécala, quítale la ralladura y córtala en tiras finas.

Blanquéala durante 2 minutos en agua hirviendo y luego escurre.

Coloca con cuidado las colas de rape y déjalas que se hagan en una sartén con aceite caliente durante unos 5 minutos.

Retire el rape, desecha el aceite y vierte el vino blanco en la sartén para desglasarlo. Hervir durante 1 minuto para reducir el vino, raspando bien el fondo para recoger los jugos.

Vierte la nata espesa en la sartén a fuego lento. Revuelve durante un par de minutos aproximadamente y luego vuelve a colocar las colas de rape.

Añade la ralladura de la lima y cocina durante unos 10 minutos.

Servir el Rape a la vainilla con jengibre en un plato caliente, acompañado de arroz integral.