Remedios Caseros Para El Dolor De Oídos

El dolor de oídos suele ser el resultado de padecer una infección en el oído, la cual puede ser leve o grave. La mayoría de infecciones pasarán por sí solas en un par de semanas, de manera que muchos médicos recomiendan esperar y ver cómo se va desarrollando. Pero necesitarás  encontrar maneras de controlar el dolor de oído durante este tiempo y existen varios remedios caseros  que puedes utilizar. Si experimentas dolor de oído, es importante que no pruebes ningún tratamiento que implique introducir algún objeto en el canal del oído hasta que un doctor te lo examine para asegurar que tu tímpano no está dañado.

dolor de oídos

Causas del dolor de oídos

Hay muchas causas posibles para un dolor de oídos. La Caries, las infecciones sinusales, tener un exceso de cerumen en oído, los resfriados  y padecer de amigdalitis son las causas más comunes. Pero la infección de oído más común es  la otitis media aguda, que es causada por una  inflamación e infección del oído medio, el cual se encuentra localizado detrás del tímpano. Sus síntomas pueden ser, tener fiebre, dolor dentro del oído, pérdida de la audición y de sentirse enfermo en general.

Remedios Caseros Para El Dolor De Oídos

Las Compresas  calientes

La gente a menudo usa compresas calientes para aliviar el dolor, y lo mismo se puede hacer para tratar el dolor de oído. Toma un paño de algodón limpio y remójalo en agua caliente, escúrrelo  y déjalo reposar sobre tu oído que el paño pierda su calor. Puedes usarlo todas las veces que quieras. Este método es seguro tanto para niños como para adultos.

Aceite de oliva

El uso de aceite de oliva para los dolores de oído es un remedio muy popular cuando el dolor se produce por la acumulación de cerumen. Aplica unas gotas de aceite de oliva tibio en el oído y reposa del lado contrario por 15 minutos.

Asegúrate de que el aceite de oliva no esté más caliente que la temperatura de tu cuerpo usando un termómetro. Esto te ayudará a evitar  que se produzcan quemaduras en el tímpano.

Dolor De Oídos

El Aceite de eucalipto

Hecha unas gotitas de aceite de eucalipto y una cucharadita de mentol en un recipiente con agua hirviendo, inhala intensamente el vapor y notarás cómo  el dolor disminuye. Repítelo e hasta que el dolor vayas desapareciendo.

Aceite de árbol de té

El aceite de árbol de té contiene un poderoso antimicótico, propiedades antisépticas, antiinflamatorias y antibacterianas. Estos pueden aplicarse como gotas para los oídos para reducir el dolor y la incomodidad. Si te preocupa su sensibilidad, puedes mezclar unas gotas de aceite de árbol de té con una pequeña cantidad de aceite de oliva.

Duerme sin presionar los oídos

Algunos las posiciones cuando duermes agravarán el dolor de las infecciones de oídos. Duerme en una posición en la que tu oído afectado  este levantado en lugar de tenerlo pegado a la almohada.

Ejercicios de cuello

Algunos dolores de oído son causados por una presión en el canal auditivo. Realizar ciertos ejercicios de cuello  pueden ayudarte a  aliviar esta presión. Los ejercicios de rotación del cuello son muy beneficiosos.

Sigue estos pasos para realizar ejercicios de rotación de cuello:

Siéntate derecho con ambos pies planos sobre el suelo.

Gira  lentamente el cuello y la cabeza hacia la derecha hasta que su cabeza esté paralela a tu hombro.

Gira la cabeza hacia otro lado, hasta que tu cabeza esté paralela con tu hombro izquierdo.

Levanta los hombros como si estuvieras tratando de cubrir tus oídos con tus hombros.

Realiza los movimientos lentamente y luego relájate.

Repítelo a menudo hasta que veas que el dolor de oídos va remitiendo

El Jengibre

El jengibre posee propiedades antiinflamatorias naturales que ayudan a calmar el dolor de oído. Ralla un poco de jengibre y exprime su jugo, calienta el jugo obtenido y aplícate unas gotas en el oído dolorido, hazlo durante tres veces al día.

dolor de oídos

El  Ajo

El ajo tiene propiedades antibióticas y analgésicas. Pica y machaca un ajo y añade una cucharada de aceite de oliva o de aceite de sésamo y caliéntalo. Cuando este tibio, aplícate unas cuantas gotas dentro del oído o bien mójalo en una bolita de algodón y acóplatela dentro del oído.

Peróxido de hidrógeno

El peróxido de hidrógeno se ha utilizado como un remedio natural para los dolores de oído que se viene utilizando desde hace mucho tiempo. Para usar este método de tratamiento, coloca varias gotas de peróxido de hidrógeno en el oído afectado. Déjalo reposar durante unos minutos dentro de tu oído y luego expúlsalo. Enjuaga tu oído con agua limpia y destilada.

Masticar chicle

Cuando el dolor de oídos se produce  por estar en altitudes elevadas o por un cambio de la presión atmosférica repentina (como cuando montas en un avión), masticar chicle puede proporcionarte alivio.  Masticar chicle hará que se libere la presión que está en el interior del oído.

Antes de probar estos Remedios Caseros Para El Dolor De Oídos, debes buscar el consejo de tu médico, ya que pueden ser la causa de otro tipo de enfermedades más graves.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *