Risotto con azafrán y calabaza asada

El risotto con azafrán y calabaza asada es un plato realmente sabroso, sencillo y muy saludable. 

Ingredientes para 2 raciones

  • 200 gr. de arroz para risotto de tu elección (arborio o carnaroli)
  • 300 gr. de calabaza
  • 600 ml. de caldo de verduras
  • 1 cebolla
  • 50 ml. de vino blanco
  • 1 sobre de azafrán,
  • 1 ramita de perejil fresco
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Pimienta negra molida

Elaboración del Risotto con azafrán y calabaza asada

Precalienta el horno a 200 grados.

Pela y quita las semillas a la calabaza. Córtala en dados pequeños y úntala con una brocha con aceite de oliva virgen extra, sal y pimienta al gusto.

Coloca la calabaza en una bandeja para hornear forrada con papel para hornear. Hornéala durante unos 20 minutos aproximadamente, o  hasta que la calabaza esté tierna y dorada.

En un cazo lleva el caldo de verduras a ebullición.

Licua  las ¾ de la calabaza asada en la licuadora con 1 cucharón de caldo de verduras. Conserva caliente la preparación obtenida y el resto de la calabaza troceada hasta su uso.

En una sartén, rehoga la cebolla finamente picada hasta que ponga tierna tierna. Agra el arroz y saltea todo durante de 2 a 3 minutos a fuego medio.

Añade el vino blanco y deja que se evapore, todavía a fuego medio, y añade el azafrán. Vierte un cucharón de caldo de verduras hirviendo a fuego lento sobre el arroz, revolviendo constantemente.

Cuando el arroz haya absorbido el caldo, añade un segundo cucharón y así sucesivamente hasta que esté completamente cocido. Mezcla todo bien regularmente. El arroz tardará  alrededor de unos 20 min dependiendo del tipo de arroz.

Al final de la cocción, añade la mezcla de calabaza caliente sobre el arroz y mezcle todo bien. Apaga el fuego y deja que repose el arroz tapado durante unos minutos.

Sirve el risotto con los trozos de calabaza que habíamos reservado por encima, y espolvorea con perejil fresco y pimienta.