Risotto de marisco con níscalos

Este Risotto de marisco con níscalos es un plato cremoso, delicioso y lleno del sabor, que te encantara por su combinación de sabores.

Ingredientes para 4 raciones

  • 250 gr. de Arroz redondo tipo Arborio o carnaroli
  • 24 Mejillones
  • 8 gambas
  • 350 gr. de níscalos Rebozuelos (Puedes utilizar cualquier otro tipo de seta, a tu gusto)
  • 2 chalotas
  • 100 gr. de mantequilla
  • Queso parmesano rallado
  • 1/2 litro de caldo de caldo de verduras
  • Perejil
  • Sal
  • Pimienta

Elaboración del Risotto de marisco con níscalos

Limpia bien los níscalos frotándolos con un trapo o papel de cocina para retirar toda la tierra que tengan y sécalos bien con un trapo limpio. No es recomendable poner los níscalos debajo del agua del grifo porque acumularán un exceso de agua y pueden estropearnos la receta.
Pica las chalotas, y pela las gambas y reservalas.
En una sartén o cacerola añade 30 gr. de mantequilla, y el arroz sin lavar a fuego alto durante 2 o 3 minutos.

Baja el fuego, y añade el primer cucharón del caldo de verduras caliente, removiendo para que no se pegue el arroz. Verter los cucharones de caldo uno tras otro, en cuanto se haya absorbido el anterior. Agrega las chalotas finamente picadas, junto con la sal y la pimienta. La cocción debe ser lenta, con una duración de 18 a 20 minutos, siempre removiendo. El arroz debe quedar tierno por fuera y ligeramente “al dente” por dentro.

Saca el arroz fuera del fuego, y añade poco de mantequilla, el queso parmesano rallado, revuelve todo bien, cúbrelo y deja reposar durante unos 3 minutos

Mientras se cocina el arroz, dora los níscalos en una sartén con 30 gr de mantequilla y un poco de pimienta durante 5 minutos.

Añade los mejillones y las gambas , 5 cl. de vino blanco y un poco de sal. Tapa la sartén y cocínalo todo durante unos 5 minutos, comprobando que se han abierto todos los mejillones.

Una vez cocido el arroz, retíralo del fuego y añádele 40 gr. de mantequilla en trozos pequeños para que se derrita con el calor y el queso parmesano rallado. Prueba de sal  y pimienta, y si es necesario añadir.

Sirve el risotto añadiendo los níscalos, las gambas y los mejillones, añadiendo un poco de perejil por encima.