La Sepia con guisantes es un plato sencillo, donde los aromas y sabores se combinan y muy haciéndolo muy apetitoso.

Sepia con guisantes

Ingredientes para 4 raciones

  • 500 gr. de Guisantes
  • 1 kg. de Sepia limpia
  • 1 Cebollas
  • Aceite de oliva virgen
  • Sal
  • Perejil
  • Pimienta negra molida
  • Caldo de verduras
  • 500 gr. de Tomates pelados
  • 50 ml. de Vino blanco

Elaboración de la sepia con guisantes

Pela y pica la cebolla.

Corta la sepia limpia en tiras bastante anchas. Reserva.

Calienta el aceite de oliva virgen extra en una sartén grande, añade la cebolla picada y deja que se cocine a fuego medio durante unos 10 minutos aproximadamente, agregando caldo de verduras caliente según sea necesario poder evitar que la cebolla se seque demasiado.

Cuando la cebolla esté muy blanda y transparente, añade la sepia, la sal y la pimienta negra molida. Es posible que las sepias suelten un poco de agua, así que puedes subir el fuego para secarlas.

Cuando la sepia hayan perdido el agua, añade el vino blanco, y deja que se evapore. Finalmente añade los guisantes, los tomates pelados previamente triturados junto con un cucharón de caldo de verduras y continua cocinando a fuego lento durante de 15 a 20 minutos aproximadamente.

Mientras tanto, lava y pica muy finamente el perejil.

Cuando la sepia con guisantes esté blanda, apaga el fuego, y aliña con perejil fresco.

Puedes acompañar las sepias con guisantes con un buen pan casero aliñado con aceite virgen extra y ajo.

Puedes conservar la sepia con guisantes en el frigorífico en un recipiente hermético unos 3 día, pero al día siguiente están aún mejores, solo basta con calentarlas con unas cucharadas de agua y un poco de perejil picado y parecerán recién cocinadas.