Sopa de garbanzos y castañas

La sopa de garbanzos y castañas es un plato envolvente y cremoso, que combina el sabor de los garbanzos y el romero con el dulzor de las castañas, ideal para tomar en los días más fríos.

Sopa de garbanzos y castañas

Ingredientes para 4 raciones

  • 500 gr. de garbanzos cocidos
  • 600 gr. de castañas
  • 2 dientes de ajo
  • 1 ramita de romero
  • Agua
  • Sal
  • 1 guindilla
  • Pimienta negra molida
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Queso parmesano

Elaboración de la Sopa de garbanzos y castañas

Limpia las castañas con un paño húmedo, corta una cruz en la parte redondeada, ponlas en una olla con un poco de tomillo, lleva a ebullición y cocina durante unos 35 minutos o hasta que se pongan tiernas.

Retira las castañas del fuego y, déjalas en la olla con el agua caliente (para que no se sequen y sean más difícil de pelar), pelarlas.

Prepara un sofrito con ajo, aceite de oliva virgen extra y guindilla, retiramos estos dos últimos y añadimos primero las castañas troceadas, dorándolas bien y, pasados ​​unos minutos, también los garbanzos (lavados y escurridos) con un poco de agua.

Añade un poco de agua y  el romero y cocina durante unos 15 minutos, revolviendo con frecuencia, las castañas casi deberían derretirse.

Vierte en tazones la sopa y de decora con con queso parmesano rallado por encima.

Si optas por los garbanzos secos para hacer la receta de sopa de garbanzos y castañas, recuerda ponerlos en remojo la noche anterior en agua con bicarbonato añadido (para facilitar su digestión) y cocerlos por separado, antes de proceder a la realización de esta receta.