Tartaletas de almendra con mango y chocolate

Las tartaletas de almendra con mango y chocolate son una combinación de sabores intensos y dulces que te cautivaran.

Tartaletas de almendra con mango y chocolate

Ingredientes para 6 tartaletas

 Para la masa
  • 150 gr. de Mantequilla a temperatura ambiente
  • 180 gr. de Azúcar
  • 4 Huevos
  • 225 gr. de Chocolate negro
  • 100 gr. de harina integral
  • 1 Mango
Para decorar las tartaletas
  • 80 gr. de Almendras tostadas y laminadas
  • 50 gr. de Mantequilla

Elaboración de las Tartaletas de almendra con mango y chocolate

Unta 6 moldes para tartaletas individuales con la mantequilla blanda. Extiende las almendras laminadas en el fondo y en los bordes de los moldes.

Ahora vamos a derretir el chocolate al baño María. Trocea el chocolate lo más fino posible. Añade agua a una cacerola y ponla a fuego lento llevándolo a ebullición, coloca sobre la cacerola, pero no en contacto directo con el agua, un cazo que su diámetro sea ligeramente inferior al de la cacerola

Pon el chocolate picado en el cazo y comienza a mezclar lentamente con unas varillas de cocina o una cuchara de madera, continúa hasta que el chocolate comience a derretirse y, cuando esté completamente derretido, retira la cacerola del fuego y comienza a trabajar el chocolate derretido con una espátula de silicona. Es importante apagar el fuego en el momento adecuado para no correr el riesgo de quemar el chocolate. Reserva

Pela y corta el mango en trozos pequeños. Reserva

Mezcla la mantequilla junto con el azúcar, y bate todo bien, hasta obtener una mezcla homogénea. Agrega los huevos uno por uno, luego el chocolate derretido tibio, y por último añade la harina y los trozos de mango y mezcla todo bien.

Precalienta el horno a 180°C . Vierte la masa en los moldes de las tartaletas, y hornea durante unos 25 minutos aproximadamente, hasta que la corteza esté ligeramente crujiente.  Sácalas del horno y desmóldalas aun en caliente, y deja que reposen.

Sirve las tartaletas frías con crema pastelera, o con una bola de helado de vainilla.  Estas tartaletas de almendras bien envueltas en papel aluminio se pueden conservar frescas durante 2-3 días en el frigorífico.