Tips Para Ser Un Buen Negociador

Negociamos diariamente con todo en nuestra vida, ya con sean amigos, parientes, colegas o socios comerciales potenciales que podrían valer millones para nuestra empresa, por lo que tienes que saber algunos Tips Para Ser Un Buen Negociador.

No es infrecuente que las personas se alejen rutinariamente de las negociaciones, el miedo a los conflictos, e incluso el miedo a perder, pueden ser suficientes para evitar entren en un proceso en de negociación.

Negociar no es fácil, especialmente cuando hay dinero en juego y la presión puede ser inmensa. Pero cuando consigues llegar a ser buen para negociador, los temores iniciales del proceso se vuelven alegrías. Negociar es emocionante y, cuando logras saber cómo hacerlo bien, es una de las habilidades más rentables que puedes llegar a conseguir como persona.

Tips Para Ser Un Buen Negociador

Aquí te damos algunos Tips Para Ser Un Buen Negociador que te ayudaran a tener ventaja sobre tu oponente la próxima vez que vayas a la batalla.

Tips Para Ser Un Buen Negociador

La capacidad de negociar con éxito en el turbulento clima de los negocios de hoy puede marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso.

Prepárate para la negociación

Entrar en una negociación sin llevar la preparación adecuada puede ser que resulte un fracaso antes de comenzar. Comienza contigo mismo. ¿Cuáles son tus necesidades?, ¿Qué presiones sientes? , ¿Qué opciones tienes?

Asegúrarte de tener claro lo que realmente quieres sacar del acuerdo es uno de los Tips Para Ser Un Buen Negociador más significativos. Investiga al otro lado para comprender mejor sus necesidades, así como sus fortalezas y debilidades.

Hacer tus tareas es vital para lograr negociación exitosa. No puedes tomar decisiones precisas sin entender la situación del otro lado. Cuanta más información tengas sobre la persona con las que estás negociando, más capaz te sentirás para conseguir tus propósitos .

No tengas miedo de pedir lo que quieres

Los negociadores exitosos son asertivos y cuestionan todo, y además saben que todo es negociable. A esto se llama conciencia de negociación. La conciencia de negociación es lo que marca la diferencia entre los buenos y los malos negociadores.

Ser asertivo significa pedir lo que quieres y negarse a aceptar un “no” por respuesta. Deja que la gente sepa lo que quieres de una manera no amenazadora. Por ejemplo, en lugar de decir “No deberías hacer eso”, intenta sustituir “No me siento cómodo cuando haces eso”.

Ten en cuenta que hay una diferencia entre ser asertivo y ser agresivo. Serás asertivo cuando cuidas tus intereses mientras mantienes el respeto por los intereses de los demás. Cuando cuidas tus propios intereses con una falta de consideración hacia los intereses de otras personas, eres agresivo. Ser asertivo forma parte de la conciencia de negociación.

Calla y escucha

Muchas personas no pueden dejar de hablar nunca. Los negociadores son detectives. Hacen preguntas de sondeo y luego se callan. El otro negociador le dirá todo lo que necesita saber, todo lo que tienes que hacer es escuchar.

Muchos conflictos se pueden resolver fácilmente si aprendemos a escuchar. El problema es que escuchar es un arte olvidado. Estamos siempre tan ocupados asegurándonos de que la gente escuche lo que les decimos que nos olvidemos de escuchar.

Puedes convertirte en un oyente efectivo al permitir que la otra persona hable la mayor parte del tiempo. Siga la Regla 70/30, escucha el 70 por ciento del tiempo y habla solo el 30 por ciento del tiempo. Anima al otro negociador a hablar haciéndole muchas preguntas abiertas preguntas que no puedan responderse con un simple “sí” o un “no”.

Observa el comportamiento del otro

Recuerda que las palabras son solo el 7% de la expresión de tu interlocutor. Estate atento a sus cambios en la entonación y especialmente a los cambios en el comportamiento (gestos, mímica, posicionamiento del cuerpo, manos …). El paralanguage es indicativo del estado mental en el que se encuentra la persona: impaciencia, incomprensión, interés … ¡No olvides que esto también es lo mismo para ti y que tu interlocutor también analiza estos puntos!.

Tips Para Ser Un Buen Negociador

Muéstrate siempre optimista

En toda negociación debes mostrarte optimista y abierto. Aunque existan momentos de tensión durante la discusión, nunca debes perder los nervios. Tener una actitud abierta, la mayoría de las veces, es beneficiosa. Si percibes que el ambiente se está muy tenso, es mejor tomar un descanso para volver con una mejor actitud.

Modula tu voz

Por supuesto, tus argumentos deben estar bien construidos, ser concisos y estar adaptados a tu interlocutor. Pero los expertos en negociaciones consideran que uno de los Tips para ser un buen negociador a tener mas en cuenta es una buena modulación de voz .

Tener un buena modulación de voz da consistencia a tu intervención y te permite cautivar la atención de la otra parte.

No hagas suposiciones

Nunca asumas que sabes lo que quiere la otra persona. Una vez más, escuchar aquí es crucial. Entra en la negociación con una mente abierta y ve preparado para modificar tu postura si hay aparecen nuevas informaciones durante la negociación. A menudo, la otra persona te dará la respuesta si solo escuchas.

Apunta alto para esperar mejores resultados

Los negociadores exitosos son optimistas. Si esperas más, obtendrás más. Los vendedores deben pedir más de lo que esperan recibir, y los compradores deben ofrecer menos de lo que están dispuestos a pagar. Las personas que apuntan más alto lo hacen mejor. Por el contrario, si tiene bajas expectativas, probablemente conseguirás un resultado menos satisfactorio.

Nunca negocies solo

Si bien es muy probable que tu tengas la última palabra, ser el máximo responsable para tomar decisiones puede hacer que te sientas acorralado.

Ten siempre una razón para alejarte y obtener la aprobación final de otra persona, incluso si esa otra persona eres tú mismo.

Es posible que te sientas débil al decir: “Tengo que hablar sobre esto con algunas personas primero”, pero es mejor sentirte débil que estar presionado para tomar una decisión que no deseas tomar.

Nunca tome decisiones importantes “en caliente” durante una negociación. Tómate al menos unos minutos para revisar tus objetivos, evaluar si el trato es “justo” o pedir un poco más de tiempo para respaldar la decisión.

Establece metas claras

Toma una hoja, escribe lo que quieres conseguir en la negociación, a lo que estás dispuesto a renunciar y lo que es absolutamente innegociable … Y trata de entender estos mismos tres puntos por la parte opuesta. Luego apégate a tus objetivos y observa cómo la discusión puede ayudarte a cumplirlos.

No regales nada sin recibir algo a cambio

Las concesiones unilaterales son contraproducentes. Cada vez que regales algo, obtén algo a cambio. Siempre ata una cuerda: “Haré esto si haces eso”. De lo contrario, está invitando al otro negociador a que te solicite concesiones adicionales. Cuando concedes algo sin que te lo haya pedido tu interlocutor, se sentirá con derecho a pedirte más concesiones y nunca estará satisfecho hasta que le des más.

Procura tener tus negociaciones por la mañana

Por las tardes, las personas tienden a estar más quemadas que por las mañanas, están de peor humor y tienen más posibilidades de discutir. Además, hay una mayor probabilidad de apresuramiento y distracciones al final del día. Por el contrario, las negociaciones matutinas generalmente tienden a ser menos polémicas y más productivas.

No absorbas los problemas

En la mayoría de las negociaciones, escucharás los problemas del otro lado y las razones por las que no pueden darte lo que quieres. Quieren que sus problemas se conviertan en tuyos, pero no los dejes.

Trabaja con la otra parte para encontrar una solución para cualquier área de desacuerdo, para permitir que ambos os sintáis que habéis ganado algo en la negociación.

Ten paciencia

Aunque es posible que odies todo lo relacionado con la negociación, nunca intentes concluir una negociación tan pronto como te sea posible. Las prisas siempre son malas en las negociaciones

Además hay otra ventaja de tener paciencia. Aunque el dinero nunca cambie de manos, las negociaciones siguen siendo una inversión en el tiempo. La mayoría de la gente no quiere perder en sus inversiones. Cuanto más tiempo dediques a la otra parte, antes querrán cerrar el trato.

Lucha por ganar

La negociación no tiene que ser un juego donde un lado debe perder para que el otro gane. Demasiadas personas entablan negociaciones egoístamente con el único deseo de ganar.

Tips Para Ser Un Buen Negociador

Por ejemplo, en una negociación salarial, un gerente de contratación puede esperar obtener un candidato por una cantidad inferior a lo que se está pagando en el mercado. Esto puede ser contraproducente porque otras empresas pueden ofrecer mejores salarios. Más importante aún, el candidato no considerará esto como una victoria, por lo que puede continuar la búsqueda de empleo incluso después de aceptar el empleo. Un buen negociador siempre busca una victoria para las dos partes. No trates de ser un negociador despiadado.

Tarde o temprano, tendrás que negociar con alguien que esté en una posición de poder. No importa si eres una mujer o un hombre, más joven o más viejo, correcto o incorrecto. Negociar es una forma de conciliar las diversas visiones y necesidades de las dos partes, así como un paso inevitable hacia un futuro mejor.

Sigue estos Tips Para Ser Un Buen Negociador y recuerda que buenos negociadores son aquellos que tienen la certeza de que el consenso es posible, incluso parcialmente, para avanzar hacia un acuerdo global. Son profundamente pragmáticos, no niegan los desacuerdos cuando existen, sino que buscan formas de evitarlos.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *