Viajar Con Perro En Un Avión

Entre navegar en aeropuertos atestados, apretarse en asientos diminutos en los aviones  y desembolsar grandes sumas de dinero por las tarifas aéreas, volar puede ser una experiencia estresante incluso para los viajeros más experimentados. Así que imagina lo estresante que puede ser Viajar con perro en un avión.

Para ayudarte a garantizar la seguridad y la comodidad de tu mascota mientras vuelas, en este artículo, te daremos algunos consejos muy útiles para viajar con un perro en un avión. Como podrás imaginar, hay varias cosas a considerar y seguir unas pautas básicas antes de volar.

Viajar Con Perro En Un Avión

Consejos útiles para Viajar con perro en un avión

Investiga tus opciones antes de volar

Las políticas sobre mascotas para Viajar con perro en avión de las compañías aéreas no son todas iguales. Si bien algunas aerolíneas ofrecen opciones de lujo como llevar tu perro en la cabina de primera clase, otras en cambio prohíben completamente que tu perro vuele. No es solo una cuestión de espacio, algunas aerolíneas se niegan a transportar perros en la bodega por motivos de seguridad.

Pregunta  a la compañía aérea si todas razas de perros  son aceptadas para volar, es posible que algunas aerolíneas rechacen algunas razas consideradas como peligrosas.

El tamaño del perro

El tamaño de tu perro es importante al decidir si puedes  llevarlo en la cabina contigo. Las aerolíneas tienen regulaciones estrictas cuando se trata del tamaño del transportin (Jaula) de mascotas. Debe poder caber debajo del asiento frente a ti (los perros guía para ciegos son una excepción).

Normalmente solo los perros pequeños con un peso que no exceda los 4 kg y se les permite viajar con sus amos y los demás pasajeros.

Asegúrate de consultar los requisitos de tu aerolínea en cuanto al tamaño y el tipo de transporte en el que puedas viajar con un perro en avión. Si bien cada aerolínea varía ligeramente, lo normal es que sean de 50 cm de largo x 40 cm de ancho x 25 cm de profundidad. No trates de hacer que tu cachorro encaje en un transportin  que sea demasiado pequeño para él, ya que podría estresarlo aún más.

Además, una cosa importante que tienes que tener en cuenta es que el transportin de tu perro ahora se convertirá en tu equipaje de mano. Eso significa que solo se te permitira llevar otro artículo personal en la cabina.

Desafortunadamente para los perros grandes, la bodega  es su destino junto con el equipaje. Si tu perro viaja en la bodega, asegúrate de que su caja de transporte cumpla con los estándares requeridos y que sea robusta, este bien ventilada y preferiblemente que sea grande para que este más cómodo posible.

Además, ten en cuenta que tu mascota no podrá salir de su jaula durante la duración del vuelo, por lo que tiene que llevar en su interior todo lo que el animal pueda necesitar.

Unos  meses antes del embarque, es vital enseñarle a tu perro a apreciar la caja de transporte para que no lo asocie como un lugar extraño.

Certificado de salud de tu perro

Incluso si tu aerolínea no te lo solicita específicamente, siempre lleva  un certificado de salud expedido por tu veterinario por si acaso.

No  todos los perros son adecuados para viajar en avión. Las cosas a considerar incluyen el temperamento de tu perro, cualquier discapacidad física, o si tu perro sufre de alguna enfermedad. Antes de comenzar tu viaje, asegúrate de que tu mascota esté preparada. Esto significa una visita al veterinario para que le haga un chequeo médico y para asegurarte de que tu mascota esté al día con todas las vacunas necesarias.

El temperamento adecuado

Aunque me gustaría decir que cualquier perro puede viajar fácilmente en avión, no es así. Los perros con un estrés elevado o con altos niveles de ansiedad pueden verse alterados durante un viaje en avión.

Sin mencionar que algunas aerolíneas requieren que tu perro esté bien entrenado o que sea silencioso. Los perros muy ladradores pueden no ser la mejor opción para ir en un avión pequeño. Si crees que tu perro se asustaría al volar, hazle un favor y mantén sus cuatro patas en el suelo. Hay maravillosos resorts para perros disponibles para cuidar bien de tu cachorro mientras te vas de viaje.

Viajar Con Perro En Un Avión

Reserva tu vuelo con anticipación

La mayoría de las compañías aéreas solo asignan una cierta cantidad de perros para volar en la cabina, así que asegúrate de reservar  con mucha antelación para reservar el lugar de tu cachorro, y cerciórate de que tenga el suficiente espacio para que el vuelo le sea cómodo.

Si te es posible considera la posibilidad de reservar tu vuelo en día y hora que no sean muy concurridas,  ya que generalmente significa menos pasajeros y más espacio en la cabina.

Opta por Vuelos directos

Cambiar de avión a tu perro le puede causar un estrés indebido, especialmente si el tiempo de espera  no es suficiente para dar un paseo y  pueda hacer sus necesidades.

Si tienes una escala, pregunta en el aeropuerto por la zona para mascotas. Si tu escala te permite tiempo suficiente, asegúrate de que tu cachorro tenga la oportunidad de orinar antes de montar en el al próximo avión.

Estate preparado para pagar tarifas adicionales

Viajar con un perro en avión no es barato. Dependiendo de la compañía aérea, llevar un perro puede costar más de 100 €. Haz un presupuesto de tu viaje y ve si hay espacio para llevar a tu cachorro a bordo junto o a ti, o si debería quedarse con alguien que le cuide mientras estas de viaje.

Familiariza a tu mascota

Dale a tu mascota al menos un mes antes del vuelo el transportin con el que vas a realizar el viaje para  que familiarice con él, esto minimizará su estrés. Además, incluye su juguete o artículo favorito con tu aroma en el interior del transportin para una mayor comodidad.

Da un largo paseo con tu perro antes de embarcar

Dar un paseo largo con tu perro antes de subir al avión, lo dejara lo suficientemente cansado como para que tumbe a echarse  una siesta durante el vuelo. Un perro cansado suele ser estar menos inquieto, y  le quitara parte de su energía antes de que se quede encerrado en su transportin de viaje.

Lleva a tu perro  amarrado cuando pases el control de seguridad.

La mayoría de los aeropuertos no admiten perros, a menos que vayan en una jaula para mascotas. Sin embargo, las cosas son diferentes cuando pasas por el control de seguridad,  tu perro pasará por el control junto a ti y su transporte  pasará por la cinta transportadora, por lo que deberás llevarle siempre bien amarrado junto a ti.

Lleva todo lo necesario que pueda necesitar tu perro

Es importante asegurarte de que llevas todo lo que pueda necesitar tu perro cuando llegues a  tu destino (la suficiente comida, su manta preferida y juguetes preferidos, sus medicinas  golosinas, etc.),  para que tu cachorro tenga todo lo necesario y no extrañe su hogar.

Asegúrate de llevar un transportador de agua que no se derrame y tal vez un hueso para mantener ocupado a tu peludo amigo durante el vuelo.

Por prevención, no olvides suscribir un seguro para tu perro, por los posibles contratiempos.

Forra el transportin de tu perro con una almohadilla para viajes

Aunque tu perro este lo suficientemente entrenado, los accidentes ocurren, especialmente en ambientes de alto estrés. Forra el transporte  de tu perro con una almohadilla para viajes,  eliminara la humedad si orina y se sentirá más cómodo. Si crees que necesita orinar, llévalo al baño contigo con una almohadilla que sea más pequeña.

Pega una etiqueta de viaje al transportin con tu nombre, el nombre de tu mascota, tu teléfono, la dirección de tu domicilio y la de tu destino, por si se pudiera extraviar.

Viajar con perro en un avión

Gradúa el agua que le das a tu perro

Asegúrate de darle a tu perro el agua necesaria para evitar la deshidratación y de no darle a tu cachorro tanta agua para que este  orinando constantemente. A algunos dueños de mascotas les gusta ofrecer a sus perros un cubo con hielo para que jueguen durante el vuelo. Esto ayuda a hidratarlos y a mantenerlos distraídos. Pide a la tripulación de cabina algunos cubitos de hielo  en una taza cuando pasen con el servicio de bebidas.

Estar preparado para las condiciones ambientales del avión

Algunos aviones llevan el aire acondicionado en el suelo, en cuyo caso tu cachorro podría enfriarse. Lleva algunas mantas adicionales para mantenerlo caliente y cómodo durante el vuelo.

Sólo usa sedantes como último recurso

Los sedantes solo deben usarse para un perro nervioso bajo la dirección de un veterinario. Sin embargo, no siempre son una gran idea. Los sedantes y medicamentos pueden tener efectos negativos, como inestabilidad y problemas respiratorios. Esto puede hacer que tu perro se sienta más incómodo de lo que estaba antes de tomar las pastillas.

Disfruta explorando nuevos lugares con tu perro

Viajar con tu perro merece la pena.  No solo tendrás a toda su familia junto a ti en vacaciones, sino que los perros son excelentes compañeros para explorar nuevos lugares.

Cuando llegues a tu destino, abre el transportin tan pronto como te encuentres en un lugar seguro y examina a tu mascota. Si algo te parece mal, lleva a tu mascota a un veterinario inmediatamente.

Guardar

Guardar

Guardar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *